Durante la primera mitad de esta semana, las lluvias, afectarán al extremo norte

Esta semana, a caballo entre noviembre y diciembre, resultará fresca en amplias zonas de España porque las temperaturas tenderán a descender y serán las habituales para la época del año o ligeramente más frías de lo normal en muchos lugares.

El descenso térmico se notará este lunes en las temperaturas diurnas y los días siguientes en las nocturnas, con lo que habrá heladas especialmente a partir del miércoles y hasta el sábado en amplias zonas del norte y centro de la península. Por el día, muy pocas regiones alcanzarán o superarán los 15 grados, salvo a orillas del Mediterráneo y puntos del sur peninsular.

“Se tratará, por lo tanto, de una semana con tiempo frío, pero que podemos considerar como propio de esta época del año o si acaso con temperaturas un poco inferiores a lo normal en algunos puntos aislados de la mitad norte. Pero, en cualquier caso, no se trata de ninguna ola de frío, sino de un tiempo perfectamente normal y esperable para esta época, a finales de noviembre y comienzos de diciembre”, precisó Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Del Campo concretó que “actualmente es imposible saber” si una eventual rotura del vórtice polar estratosférico “en las próximas semanas” podría traducirse en una posible ola de frío en Europa que afectaría a España. “El tiempo en nuestro entorno geográfico está condicionado por otros múltiples factores y tendremos que seguir vigilando la evolución de la atmósfera”, añadió.

No obstante, subrayó: “Lo que sí es cierto es que las condiciones para que se genere una ola de frío en Europa son este año más favorables que en años anteriores, pero, de momento, hablamos solo de una mayor probabilidad, ni mucho menos podemos dar aún por seguro que esto vaya a suceder”.

En cuanto a las lluvias, durante la primera mitad de esta semana afectarán al extremo norte y al tercio oeste de la península. Después, aún con bastante incertidumbre, la llegada de bajas presiones atlánticas podría propiciar precipitaciones en amplias zonas, especialmente en la vertiente atlántica, es decir, en zonas del sur y oeste peninsular, sobre todo el fin de semana.

Además, esta situación lluviosa podría prolongarse durante los primeros días de la próxima semana, de manera que zonas afectadas por la sequía meteorológica se verían beneficiadas.

LUNES

Lo más destacado de este lunes serán las lluvias localmente fuertes que pueden producirse en el litoral catalán, puntos de Baleares y el Cantábrico oriental, donde podrán ser persistentes. En el resto del país se espera un ambiente más soleado.

Soplará viento intenso en el Cantábrico, Baleares, el valle del Ebro y montañas del este peninsular. Las temperaturas bajarán hasta 8 o 10 grados con respecto al domingo en puntos del interior orientar peninsular.

MARTES

Este martes, las lluvias quedarán acotadas al extremo norte de la península y podrán ser de nuevo persistentes en el Cantábrico oriental, con cotas de nieve entre 1.000 y 1.200 metros en los Pirineos.

La llegada de un frente atlántico a partir del mediodía dejará lluvias por la tarde en Galicia y seguirá el ambiente soleado en el resto, aunque con posibles bancos de niebla en el interior peninsular, sobre todo de la Meseta Norte.

Las temperaturas no variarán demasiado, con algunas heladas de madrugada en páramos de la zona centro peninsular y en la Meseta Norte.

MIÉRCOLES

El avance de este sistema frontal dará lugar el miércoles a lluvias en Galicia, el oeste de Asturias, el oeste de Castilla y León, Extremadura y Andalucía occidental. No es descartable que esas lluvias avancen hacia el este, ya de forma más débil, con una cota de nieve que en el Sistema Central subiría hasta unos 2.000 metros.

Las temperaturas nocturnas bajarán y las heladas serán más frecuentes en el interior de la península. Por ejemplo, los termómetros marcarán de madrugada -1 ºC en Ávila, Soria y Zamora, y -2 ºC en Salamanca. A mediodía, buena parte de la Meseta Norte quedará por debajo de 10 o 12 grados, con un ambiente más suave en la costa mediterránea andaluza, donde se podrían superar los 18 grados.

JUEVES

A partir del jueves, aumenta mucho la incertidumbre en la predicción del tiempo porque la atmosfera no está “muy predecible”, según Del Campo. Una borrasca podría situarse en el Golfo de Cádiz, aunque no se puede precisar aún ni su ubicación final ni la profundidad que alcanzará.

En principio, el jueves podría llover en el sur de Andalucía, Baleares, Comunidad Valenciana y sur de Cataluña, sin descartarlo en otros puntos del Mediterráneo. La cota de nieve estaría por encima de unos 1.000 a 1.300 metros.

Las temperaturas seguirían bajando en la mitad norte, donde se esperan heladas casi generalizadas, y subirían en el sur de la península.

VIERNES A DOMINGO

A partir del viernes, los escenarios son diversos. Ese día podría llover en Baleares y las regiones mediterráneas peninsulares, en algunos puntos con cierta intensidad, y quizás también habría precipitaciones en el área del Estrecho. En el resto habría cielos más despejados y temperaturas más bajas, de nuevo con heladas nocturnas.

Respecto al fin de semana, la llegada de una borrasca atlántica podría regar amplias zonas de la península, en especial el suroeste (Extremadura, Andalucía occidental y oeste de Castilla-La Mancha), con ambiente frío en la mitad norte y más templado en la mitad sur.

Esta situación de lluvias podría persistir durante la próxima semana, en la que llegarán los días festivos por la Constitución y la Inmaculada, con temperaturas que tenderían a subir.

CANARIAS

Por último, Canarias tendrá unos días con predominio del régimen de vientos alisios, que soplarán con fuerza de zonas expuestas. Los cielos estarán poco nubosos o con algunos intervalos en el norte de las islas.

A partir del jueves, con el giro de los vientos al norte y noroeste, aumentará la nubosidad, lloverá en el norte de las islas y las temperaturas bajarán.

LO MÁS VISTO