Gente paseando con ropa de abrigo
Imagen de archivo de personas abrigadas durante el pasado invierno

Una masa de aire frío hará descender las temperaturas durante esta semana, sobre todo las nocturnas en la mitad norte peninsular, pero no hasta el extremo de que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) declare la llegada de la primera ola de frío de la temporada de otoño e invierno en España.

Este miércoles habrá heladas en los Pirineos, con registros que podrían bajar de seis grados bajo cero en algunas localidades de esta cordillera. Las heladas se extenderán de forma débil a otras áreas montañosas y de la Meseta Norte, fundamentalmente, según ha apuntado este martes Rubén del Campo, portavoz de la Aemet.

El jueves continuará el descenso térmico, ayudado también por los cielos despejados, que hace que la superficie se enfríe más por la noche. Las heladas se extenderán a amplias zonas del interior de la mitad norte y zona centro peninsular, y tal circunstancia persistirá hasta el domingo.

“Quizás las noches más frías, en general, sean las del viernes al sábado y la del sábado a domingo, cuando en áreas de la Meseta Norte se podría bajar hasta los cinco grados bajo cero”, ha recalcado Del Campo.

En cuanto a las temperaturas máximas, quedarán en el interior de la mitad norte por debajo de los 10 o 12 grados desde el miércoles hasta el domingo. Además, podrían aparecer bancos de niebla en la Meseta Norte y valle del Ebro, que, en el caso de ser persistentes, dejarían por allí un tiempo frío durante buena parte del día.

FIN DE SEMANA

Por otro lado, las temperaturas de este fin de semana podrían llegar a estar hasta entre 5 y 10 grados por debajo de lo habitual para la época del año en el norte de la península. “Pero no podemos hablar de una ola de frío, pues para ello se necesitarían temperaturas aún más bajas, que afectasen a más zonas y durante más tiempo”, han precisado desde la Aemet.

Según la predicción extendida del Centro Europeo de Predicción a Medio Plazo, la próxima semana habrá un ascenso muy notable de las temperaturas, que se situarán en valores superiores a lo normal para la época del año, algo que podría mantenerse también durante la semana posterior (del 12 al 18 de diciembre).

“Por lo tanto, sí hablaremos de tiempo frío para esta semana, especialmente en el centro y norte de la península, pero sin que se trate de una ola de frío ni de una situación extraordinaria, sino de algo esperable para esta época del año”, ha resumido Del Campo.

LLUVIAS

Respecto a las lluvias, este miércoles quedarán acotadas al tercio occidental peninsular, aunque no se descartan algunos chubascos en la costa catalana y Baleares. La cota de nieve se situará en torno a los 1.400 metros.

El jueves, una borrasca situada en el entorno del Golfo de Cádiz, dejará algunos chubascos con tormentas en Andalucía occidental y en el área del Estrecho, y también habrá chubascos en el Mediterráneo peninsular y archipiélago balear.

Las lluvias serán más intensas el jueves en puntos de la Comunidad Valenciana y también lloverá a últimas horas en el norte de Canarias.

El viernes seguirá lloviendo en Canarias y continuará la probabilidad de chubascos en el área mediterránea peninsular y en Baleares, con una cota de nieve que bajará hasta 1.000 metros en los Pirineos, aunque no se esperan nevadas significativas.

El fin de semana, la presencia de una borrasca atlántica al oeste de la península podría dar lugar a precipitaciones en el suroeste peninsular (Andalucía occidental, Extremadura y oeste de Castilla-La Mancha), que podrían extenderse a zonas próximas.

Además, el sábado podrían aparecer algunos chubascos en el área mediterránea peninsular y en Baleares, así como en puntos de norte de Aragón y de Cataluña, con una cota de nieve que podría bajar por debajo de los 800 metros.

SEMANA PRÓXIMA

Probablemente, las precipitaciones se extenderán la próxima semana a amplias zonas de la península por el paso de borrascas atlánticas, que darán lugar a la llegada de los vientos ábregos, que son húmedos y templados.

Así, las lluvias más abundantes se producirán en el suroeste peninsular, especialmente en Andalucía occidental, Extremadura y el entorno del Sistema Central. En cambio, serán más escasas en el Cantábrico.

“Este patrón atmosférico, aunque todavía hay incertidumbre, podría continuar también en la semana posterior; es decir, la del 12 al 18 de diciembre, lo cual, sin duda, ayudaría a paliar en parte la situación de sequía meteorológica que arrastre España desde prácticamente comienzos de año”, ha concluido Del Campo.

LO MÁS VISTO