Gente con paraguas en Zaragoza
La borrasca Efraín ha provocado varios días lluviosos en amplias zonas del país

El tiempo soleado se impondrá en la mayor parte de España a partir de este viernes y sobre todo durante el fin de semana, después de varios días lluviosos en amplias zonas del país debido a la influencia de la borrasca profunda atlántica Efraín.

“La borrasca Efraín, responsable de las lluvias tan importantes de los últimos días al enviar frentes muy cargados de humedad, se irá acercando a nuestro territorio, a la vez que se va debilitando. Por ello, continuarán las precipitaciones durante el miércoles y el jueves, aunque este último día irán poco a poco a menos”, ha apuntado este miércoles el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo.

El viernes todavía lloverá en el suroeste peninsular y en el Cantábrico, pero en el resto del país ya no se esperan precipitaciones o, en el caso de que aparezcan, serán débiles y aisladas.

Durante el fin de semana tendremos un tiempo anticiclónico, con cielos más despejados y sin lluvias, aunque, eso sí, con abundantes bancos de niebla probablemente. Y de cara a última hora del domingo podría llegar un frente a Galicia que dejaría lluvias por la noche en esta comunidad”, ha indicado Del Campo.

El lunes y el martes de la próxima semana llovería en Galicia y en otras zonas del noroeste de la península, sobre todo Asturias y el oeste de Castilla y León.

Las temperaturas bajarán entre el miércoles y el viernes, de manera que entre este último día y el sábado podría haber heladas nocturnas en zonas de montaña. No obstante, subirán durante el fin de semana, cuando habrá un ambiente “normal para la época del año” después de unos días con temperaturas “muy altas”, según Del Campo.

MIÉRCOLES

Este miércoles podrá volver a llover en cualquier punto del país, salvo el Cantábrico, el área mediterránea peninsular y Baleares. Serán lluvias abundantes de nuevo en buena parte de Andalucía, sobre todo en el sur de esta comunidad, donde en algunos puntos próximos al Estrecho se podría acumular más de 100 litros por metro cuadrado en 12 horas. “Atención, porque es mucha lluvia en poco tiempo y podría haber algunas inundaciones”, ha avisado Del Campo.

También lloverá abundantemente en el norte de Extremadura, el oeste de Castilla-La Mancha, el sur de Castilla y León, puntos de la Comunidad de Madrid y el sur de Galicia. En general, la cota de nieve estará alta por encima de unos 2.000 metros.

JUEVES

El jueves continuará la posibilidad de lluvias en amplias zonas de España, excepto el Mediterráneo peninsular y Baleares, aunque las precipitaciones serán más débiles y dispersas que en jornadas anteriores. No obstante, podrían ser de nuevo fuertes y persistentes en el área del Estrecho.

Las temperaturas bajarán de forma prácticamente generalizada unos cuatro o cinco grados con respecto al miércoles, sobre todo en la mitad sur peninsular. “Como veníamos de valores de temperatura muy elevados, la cota de nieve será todavía alta y solo nevará por encima de unos 1.800 metros en la Cordillera Cantábrica y por encima de 2.000 metros en el resto”, ha recalcado Del Campo.

Apenas habrá heladas de madrugada y a orillas del Mediterráneo se rozarán los 20 grados en las horas centrales del día.

VIERNES

Este viernes, ya con la borrasca de Efraín muy debilitada y prácticamente a punto de desaparecer, habrá lluvias débiles y dispersas en el oeste y sur de la península, que irán cesando a lo largo del día, aunque serán fuertes y persistentes en el sur y zonas montañosas de Andalucía.

También lloverá en las comunidades cantábricas y el nordeste de Cataluña, y puede haber chubascos en Baleares.

El viernes se formarán bancos de niebla en amplias zonas del interior, gracias a la humedad reinante debido a las lluvias de los días previos.

Las temperaturas nocturnas bajarán y las diurnas lo harán ligeramente en la mitad norte. La cota de nieve se situará en torno a los 1.400 a 1.600 metros. Habrá algunas heladas débiles en zonas de montaña.

FIN DE SEMANA

Este fin de semana, el último del otoño astronómico, transcurrirá con tiempo anticiclónico, ya que “la península y Baleares estarán bajo la influencia de las altas presiones instaladas sobre Europa occidental”, según Del Campo.

Así, el sábado habrá intervalos en nubes medias y altas en general, y alguna lluvia sin importancia en puntos del sur y este de Andalucía, la costa catalana y Baleares. Es probable que ese día haya extensos y densos bancos de niebla, también bancos de nubes bajas, que en algunos casos podrían ser persistentes.

“Donde así ocurra, las temperaturas permanecerán bajas, hará frío durante todo el día y esto es probable que suceda sobre todo en la cuenca del Ebro y en llanuras bajas de Huesca y Lleida. Habrá heladas nocturnas en zonas altas y en páramos del centro, aunque en puntos del sur de Andalucía podrían rozarse los 20 grados de nuevo en las horas centrales del día”, ha destacado Del Campo.

El domingo se repetirán las nieblas y nubes bajas en amplias zonas del interior, con posibilidad de que sean persistentes de nuevo en el Ebro y zonas bajas del nordeste. En el resto del país se esperan intervalos nudosos con nubes en el noroeste de la península.

Ello es porque se acercará un frente por Galicia y a últimas horas este frente puede dejar lluvias en esta comunidad y también quizás en puntos del oeste de Asturias y del noroeste de Castilla y León

PRÓXIMA SEMANA

La próxima semana, que acabará con el inicio de las Navidades, comenzará con el avance del frente atlántico que se acercó al noroeste este domingo, de manera que lloverá de nuevo en Galicia, Asturias, el oeste Castilla y León, Extremadura y el entorno del Sistema Central.

Las temperaturas subirán al inicio de la semana que viene, impulsadas por vientos del sur.

CANARIAS

En cuanto a Canarias, este miércoles habrá vientos fuertes del oeste, que irán poco a poco amainando.

Durante los próximos días predominarán algunos intervalos nubosos y podría llover débilmente. Las temperaturas bajarán a partir del jueves.

LO MÁS VISTO