Carruaje de caballos
Reglamentariamente se determinarán los rangos de temperatura en los que se permite utilizar animales de compañía en esos casos

El uso de animales en romerías y ferias cuando haga mucho calor o en los que se empleen elementos pirotécnicos estará prohibido cuando se apruebe y entre en vigor la futura Ley de Protección, Bienestar y Derechos de los Animales.

Esa es una de las novedades pactadas por la ponencia de la Comisión de Derechos Sociales y Políticas Integrales de la Discapacidad del Congreso de los Diputados.

El proyecto de Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los Animales afronta una tramitación parlamentaria tortuosa después de que el Consejo de Ministros la aprobara el pasado 1 de agosto tras meses de trabajo desde la Dirección General de Derechos de los Animales, integrada por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, comandado desde Unidas Podemos.

PERROS DE CAZA

Las desavenencias entre el PSOE y Unidas podemos -socios en el Gobierno de coalición- comenzaron después de que el portavoz socialista en el Congreso, Patxi López, anunciara en septiembre que su formación presentaría una enmienda para que queden fuera de la ley los perros de caza, así como los empleados en actividades deportivas, cerrerías, perros pastores y guardianes del ganado, y animales de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Esa iniciativa, respaldada desde el principio por la Real Federación Española de Caza (RFEC), suscitó las quejas de colectivos animalistas.

Tras el rechazo a tres enmiendas a la totalidad, el proyecto legislativo ha recibido 657 enmiendas parciales. Al PSOE se han sumado el PP, Vox, el PNV, Coalición Canaria y Teruel Existe para que los perros de caza queden excluidos de la futura ley de bienestar animal.

Las desavenencias entre el PSOE y Unidas Podemos sobre este asunto han propiciado un tira y afloja de negociaciones que hicieron posponer una semana más la tramitación de la ley en el Congreso, cuya Comisión de Derechos Sociales aprobará previsiblemente este martes el informe de la ponencia antes de que el texto se aprobado por el Pleno para su envío al Senado.

En medio de ese choque entre el PSOE y Unidas Podemos, el informe de la ponencia, aprobado por la mayoría de los partidos y al que tuvo acceso Servimedia, refleja que han sido aceptadas 114 enmiendas y otras 51 han resultado transaccionadas, mientras que seis se han retirado y una fue inadmitida.

NOVEDADES

Respecto de las enmiendas aceptadas, se prohibirá el uso de animales «en romerías y eventos feriados cuando se identifique un exceso de temperaturas» y en los que se empleen «elementos pirotécnicos». Reglamentariamente se determinarán los rangos de temperatura en los que se permite utilizar animales de compañía en esos casos.

Además, se suprime una disposición transitoria del proyecto de ley que obligaba a los dueños de perro a hacer un curso de formación para la tenencia de canes en un plazo de dos años desde la entrada en vigor del desarrollo reglamentario de la norma. No obstante, ese curso sí será obligatorio para quienes quieran un perro cuando la ley esté en marcha.

Además, se prohibirá “utilizar cualquier artilugio, mecanismo o utensilio destinado a limitar o impedir” la movilidad de animales salvo por prescripción veterinaria, algo que ha sido enmendado por Esquerra Republicana, Junts, la CUP y Más País-Verdes-Equo, que quieren evitar que algunos perros y caballos estén permanentemente atados.

Otras novedades son que los municipios tendrán que determinar “lugares específicamente habilitados para el esparcimiento” de los perros, que el transporte de animales destinados a actividades deportivas o lúdicas (incluida la caza) se haga en buenas condiciones y que el Gobierno elabore un proyecto de ley de grandes simios.

Que las tiendas tengan un plazo de 12 meses antes de que se prohíba la venta de animales y la exclusión de los animales utilizados en investigación clínica veterinaria conforman otras enmiendas pactadas entre los grupos.

LO MÁS VISTO