El matadero de Binéfar tiene capacidad para matar hasta 30.000 animales al día, según Futuro Vegetal

Un grupo de activistas de Futuro Vegetal lograron infiltrarse esta semana en las instalaciones del matadero de Binéfar (Huesca), el más grande de Europa, para sabotear el sistema eléctrico de sus cámaras frigoríficas y sus túneles de oreo, logrando paralizar esta semana la su cadena productiva.

Esta acción, que forma parte de la campaña de Navidad del colectivo, intitulada ‘#JouJouJouChallenge’, tiene como objetivo conseguir que el Gobierno se avenga a “dejar de subvencionar la industria cárnica” y, de este modo, se preste a “fomentar las alternativas social y ecológicamente responsables basadas en vegetales”.

El matadero de Binéfar tiene capacidad para matar hasta 30.000 animales al día, según Futuro Vegetal, que añadió que la mayoría de su producción procede de granjas situadas en Lérida y Huesca y se exporta a países del norte de Europa y China.

La comunicación de este boicot se conoció un día después de que diez activistas de Futuro Vegetal invadieran la circunvalación M-30 de Madrid y se pegaran a su pavimento, provocando cortes en esta vía central durante media hora en plena operación salida por las fiestas de Navidad.

Este colectivo dejó claro que mantendrá seguirá ocasionando «daños económicos» a «las corporaciones ecocidas» hasta que el Gobierno atienda sus peticiones.

LO MÁS VISTO