Ordenador en oficina de trabajo
El Ministerio publicó la orden reguladora de un plan piloto para promover la reducción de la jornada laboral en las empresas

La Unión Europea pondrá en marcha este año 2023 un proyecto piloto, similar al aprobado en España, para incentivar que las empresas prueben la jornada laboral de cuatro días, según ha informado a Servimedia la secretaria general de Políticas Europeas de UGT, María del Carmen Barrera.

El pasado mes de diciembre, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo publicó la orden reguladora de un plan piloto para promover la reducción de la jornada laboral en las empresas, que prevé ayudas de hasta 150.000 euros a las pymes industriales que promuevan esta medida.

“La idea es que este proyecto se lleve también a nivel europeo”, ha explicado Barrera, que ha celebrado que, además, esta iniciativa vaya a permitir que la jornada de 32 horas semanales se vuelva a debatir en el Parlamento Europeo, algo que no sucede desde 1995.

La representante sindical ha precisado que todavía puede haber variaciones en la cantidad presupuestaria con la que este piloto estará dotado en la UE y ha destacado la importancia de que sea “ambicioso” para que “muchas empresas puedan probar” la reducción de la jornada laboral, ya que eso “facilita las transiciones digital y ecológica”.

Por ello, ha sostenido que se necesita una “muestra representativa” y ha señalado que es clave favorecer que puedan probar esta forma de jornada laboral empresas pertenecientes a sectores que, “en principio, lo tienen algo más difícil”.

Además, Barrera ha recordado que, en principio, la jornada laboral de cuatro días era una cuestión que se iba a tratar el año pasado en la Eurocámara pero, como consecuencia del estallido de la guerra que sufre Ucrania y las consecuencias derivadas de la misma, se han ralentizado algunas cuestiones como esta.

Con todo, ha manifestado que el piloto “más interesante” que se ha puesto en marcha en los últimos tiempos ha sido en Reino Unido, donde “las conclusiones son espectaculares a todos los niveles”. “Estoy optimista. Necesitamos que se debata de esto”, ha concluido la secretaria general de Políticas Europeas de UGT.

LO MÁS VISTO