En la Cordillera Cantábrica y Pirineos podrían acumularse más de 40 y 50 centímetros de nieve nueva

Este domingo llegará un cambio de tiempo a amplias zonas de España, especialmente el norte peninsular, gracias a una masa de aire marítima polar que hará descender las temperaturas hasta situarlas a valores ligeramente inferiores a los normales para la época del año.

La predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogida por Servimedia, señala que desde este domingo se esperan “vientos fuertes, mal estado de la mar, lluvias (sobre todo en el norte peninsular) y nieve en las montañas”.

Aunque se trata de una masa de aire marítima polar, no procede directamente del polo (en este caso, sería una masa ártica), sino de latitudes más altas que las de España, concretamente del Atlántico norte.

El anticiclón situado actualmente sobre la península se desplazará hacia las islas Azores y se reforzará, al tiempo que una profunda borrasca se situará el lunes sobre las islas británicas. Entre ambos, se creará un pasillo de vientos del noroeste que arrastrará el aire frío hasta la España peninsular.

“Notaremos una bajada de las temperaturas a partir del domingo, que tendrá continuidad el lunes en el área mediterránea y mitad sur; tras una subida clara el martes, el miércoles podría llegar de nuevo aire frío y producirse un nuevo descenso térmico”, apuntó la Aemet.

Así, se pasará el sábado de unas temperaturas máximas por encima del promedio normal para la época a un lunes con valores ligeramente por debajo de lo habitual. “Tendremos, por tanto, un ambiente más frío, pero no hablamos en ningún caso de una ola de frío”, precisó la Aemet.

NEVADAS

Probablemente, lo más destacable será que volverá a nevar después de que las montañas tengan ahora poca nieve. En la Cordillera Cantábrica y Pirineos podrían acumularse más de 40 y 50 centímetros de nieve nueva, mientras que caerán cantidades más modestas en el resto de los sistemas montañosos peninsulares.

La cota de nieve bajará hasta unos 800 metros a últimas horas del domingo. Ese día y el lunes podrán verse copos en ciudades como Ávila, Segovia y, quizás, Burgos, pero las nevadas más copiosas caerán en áreas montañosas.

En este tipo de situaciones, el tercio norte peninsular es la zona que más precipitación acumula. Así, en las comunidades cantábricas y Pirineos occidentales podrán acumularse más de 100 litros por metro cuadrado. Las lluvias y nevadas serán más escasas cuanto más al sur.

Además, habrá un temporal marítimo en el Cantábrico, que puede ser importante, con rachas de viento intensas y fuerte oleaje.

Canarias quedará al margen de esta situación de tiempo invernal, aunque se reforzarán los vientos alisios, que arrastrarán nubes al norte de las islas más montañosas, donde lloverá.

LO MÁS VISTO