El porcentaje de estudiantes que reciben clases particulares es muy considerable en todos los hogares con hijos en edad escolar

El mercado de las clases particulares en España es mayor de lo estimado en las encuestas oficiales y podría superar, incluso, a un gasto total superior a los 1.700 millones de euros, según cálculos sobre datos del curso 2019/20, debido a que casi la mitad de los alumnos españoles reciben clases de apoyo.

Así lo analiza el informe de EsadeEcPol ‘Educación en la sombra en España: Una radiografía del mercado de clases particulares por etapa escolar, renta de los hogares, titularidad de centro y Comunidad Autónoma’, elaborado por Juan Manuel Moreno, senior policy fellow de Educación en EsadeEcPol, y Ángel Martínez, economista investigador en EsadeEcPol y publicado este miércoles.

En concreto, el porcentaje de estudiantes que reciben clases particulares es muy considerable en todos los hogares con hijos en edad escolar (47 por ciento), y es todavía superior en centros concertados y privados y en hogares de rentas altas.

De cada tres euros gastados en clases particulares en España, dos van para ampliar y perfeccionar y uno a reforzar y recuperar. Los idiomas concentran el 46 por ciento del gasto en clases particulares y son la prioridad número uno en el gasto de las familias españolas en ‘Educación en la Sombra’.

Asimismo, en el citado curso, un 46,5 por ciento de los alumnos en la red pública y un 50,1 por ciento en la red concertada fueron a clases particulares, algo que ocurre, según los investigadores, en todas las etapas escolares, obligatorias y no obligatorias, pero con un volumen especialmente alto entre los estudiantes de ESO y de Bachillerato (por encima del 60 por ciento).

El gasto medio por alumno ascendió a 270 euros por curso escolar, más abultado en la Comunidad de Madrid con 350 euros de media y más bajo en Castilla la Mancha con 153 euros.

TIPOS DE HOGARES

«La Educación en la Sombra continúa siendo una inversión que distingue a los hogares más ricos, pero también se ha extendido con gran fuerza en las familias de la parte más baja de la distribución de gasto», pues en los hogares con menos recursos reciben clases particulares el 30% o más de los estudiantes, mientras que en las familias ricas lo reciben hasta más del 60%.

Los investigadores también han observado que el volumen del mercado de ‘Educación en la Sombra’ en España ha crecido «de modo imparable» en lo que va de siglo y representa una parte cada vez más importante del gasto privado en educación (casi un 15 por ciento en 2021).

Por todo ello, el informe concluye que es imprescindible hacer «seguimiento sistemático» de este mercado, y por tanto «incluir indicadores específicos de ‘Educación en la Sombra’ en el sistema nacional de indicadores de educación». «Además, debe considerarse como prioridad la investigación de sus efectos sobre la calidad e igualdad educativas, así como sobre los factores que aceleran su crecimiento», zanjaron Moreno y Martínez.

LO MÁS VISTO