Dos quitanieves en una carretera de montaña
Las limitaciones se han producido sobre todo en Huesca y León

Más de 1.900 kilómetros de carreteras repartidos por 18 provincias, la mayoría de la red secundaria y en la mitad norte de la península, tenían en la mañana de este jueves restricciones al tráfico por la acumulación de nieve en la calzada debido a una masa de aire marítima polar impulsada por la borrasca Fien.

Las limitaciones en la circulación de vehículos (niveles negro, rojo y amarillo) estaban activadas sobre todo en Huesca y León, pero también en Álava, Albacete, Almería, Asturias, Barcelona, Burgos, Cáceres, Cantabria, Granada, Lleida, Navarra, Palencia, Soria, Vizcaya, Zamora y Zaragoza.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre el estado de las carreteras, recogidos por Servimedia, a las 10.00 horas había 165 tramos de carreteras afectadas por la nieve o el hielo, de los cuales 31 estaban cortados al tránsito de vehículos (nivel negro), en 78 era necesaria la utilización de cadenas o llevar neumáticos de invierno (rojo), en 10 había restricciones a los camiones (amarillo) y en 46 la nieve en la calzada condicionaba el tráfico (verde).

NIVEL NEGRO

Casi 290 kilómetros de 31 tramos se encontraban cerrados al tráfico, entre ellos algunos en Almería (AL-5406 en Serón, A-395 en Monachil, A-4025 en Güejar Sierra y A-4301 en Huéscar), Burgos (BU-571 en Río Trueba, BU-572 en Río de Lunada y CL-629 en Merindad de Río Ubierna), Cantabria (CA-280 en Cabuérniga, CA-631 en Pandillo, CA-633 en San Pedro del Romeral, CA-643 en San Roque de Riomiera y CA-665 en Soba) y Huesca (A-136a en Sallent de Gállego).

En la misma situación estaban carreteras de La Rioja (LR-333 en Villoslada de Cameros), León (LE-126 en Encinedo, LE-142 en Santa Colomba de Somoza, LE-233 en Boca de Huérgano, LE-315 en Cármenes, LE-473 en La Pola de Gordón, LE-481 y LE-482 en San Emiliano, LE-491 y LE-495 en Cabrillanes, LE-497 en Villablino, LE-723 en Vega de Valcarce y N-621 en Boca de Huérgano), Navarra (NA-137 en Isaba y NA-2012 en Ochagavía), Zamora (ZA-103 en Galende) y Zaragoza (A-127 en Castiliscar).

NIVEL ROJO

Por otro lado, más de 1.500 kilómetros distribuidos por 78 tramos de carreteras tenían activado el nivel rojo, es decir, los coches pueden ir a 30 km/h y con cadenas o neumáticos de invierno y prohibida la circulación de camiones, autobuses y vehículos articulados.

Ello ocurría en vías de la red principal en Burgos (N-629 en Merindad de Montija), Cantabria (N-621 en Vega de Liébana), Huesca (A-21 y N-240 en Jaca, N-260 en Fiscal, N-260a en Torla, N-330a en Canfranc y N-330b en Aísa), León (N-621 en Cistierna y N-625 en Valdepolo y Riaño), Lleida (N-230 en Vilaller), Navarra (A-21 en Yesa y N-135 en Esteribar), Vizcaya (N-629 en Lanestosa) y Zaragoza (N-240 en Sigües).

NIVEL AMARILLO

Por otra parte, algo más de 100 kilómetros de 18 tramos de carreteras contaban con nivel amarillo, es decir, prohibición del tráfico de camiones y límite de 60 km/h para coches y autobuses, de los cuales algunos eran de la red principal. Esos tramos de carreteras nacionales estaban localizados en Álava (A-1 en Armiñón) y Navarra (A-21 en Noáin).

LO MÁS VISTO