Congreso de los Diputados
Congreso de los Diputados | Foto de Jorge Villa

Los niños y adolescentes han sido los protagonistas este miércoles en el Congreso para poner a los diputados una lista de deberes compuesta por sus preocupaciones e inquietudes, entre las que han situado la lucha contra el ‘bullying’, el cuidado de la salud mental, la apuesta por la educación inclusiva y el respeto al medioambiente.

Lo han hecho a través de ocho jóvenes con representación en consejos locales de participación infantil y adolescente, de organizaciones, asociaciones y colectivos de infancia que han comparecido ante la Comisión de Derechos de la Infancia y la Adolescencia de la Cámara Baja para exponer sus puntos de vista sobre cuestiones que les afectan directamente.

Así, ocho muchachos con edades comprendidas entre 12 y 17 años han sido los encargados de participar en esta iniciativa impulsada, por quinto año, por la Plataforma de Infancia y Unicef España.

En primer lugar, Luis Miguel (13 años, Toledo) ha incidido en la importancia de atender el «bullying», una forma de violencia que pone de manifiesto que las personas “sufrimos actos de violencia en todas las etapas de nuestra vida”, incluso “a manos de individuos de confianza con quienes convivimos todos los días”.

A su vez, Hilary (17 años, Madrid) ha destacado “la necesidad de espacios de participación real en los que seamos el centro, que nos permitan desarrollarnos, nos sirvan de altavoz, donde nos cuiden, nos vean y nos protejan de los abusos, la violencia, la discriminación y la exclusión que sufrimos en nuestro día a día”.

En la misma línea, Andrea (14 años, Alcázar de San Juan, Ciudad Real) ha declarado que “para cuidar nuestra salud mental, pedimos que se nos deje de exigir el hacer un esfuerzo para encajar en una sociedad que nos impone cómo debemos ser”.

Del mismo modo, Daniel (13 años, Meco, Madrid) ha reclamado “contar con responsables políticos y educadores que pongan como prioridad principal la protección de la infancia y la adolescencia en nuestro país”; mientras que Aimar (16 años, Castro Urdiales, Cantabria) ha manifestado que “los chicos y chicas queremos seguir impulsando la creación de espacios como este, donde exista una escucha activa y recíproca con diputados y diputadas”.

Por último, Carla (12 años, Aldeamayor de San Martín, Valladolid) ha comentado que “siguen faltando aulas de apoyo educativo para atender las necesidades especiales de niños y niñas”; mientras que Jordi (17 años, Barcelona) e Irene (12 años, San Fernando de Henares, Madrid) han atestiguado que “el cambio climático ya es una realidad y vivimos sus consecuencias devastadoras”, por lo que “necesitamos su ayuda para construir un mundo sostenible para todos y todas”.

LO MÁS VISTO