Hombre comprando en supermercado
La subida de precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas ha sido más moderada este mes

El Índice de Precios de Consumo (IPC) anual se situó en el 1,9% en junio, lo que supone una bajada de casi un punto y medio con respecto a mayo, mientras que la subyacente –que no contabiliza ni alimentos no elaborados ni productos energéticos– se redujo en dos décimas, hasta el 5,9%, según los datos avanzados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La caída de la inflación general se debe, principalmente, a que la subida de los precios de los carburantes, de la electricidad, y de los alimentos y bebidas no alcohólicas ha sido más moderada este mes de junio que hace justo un año.

De hecho, la inflación registrada en junio es la más baja desde marzo de 2021, cuando se situó en el 1,3%, por lo que ya ha retornado a los niveles previos a la guerra de Ucrania. No sucede lo mismo con la subyacente, que se mantiene elevada y en cifras similares a las de hace justo un año, cuando se situó en el 5,5%.

No obstante, esta fuerte de reducción de la inflación se debe a un efecto escalón, ya que, en la variación mensual, los precios de consumo registraron una subida del 0,6% respecto a mayo, mes en el que los precios no experimentaron ninguna evolución.

Por último, la tasa de variación anual estimada del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) se situó en el 1,6%, más de un punto porcentual menos que la registrada en el mes anterior. No obstante, la variación mensual estimada del IPCA fue del 0,6%.

POR DEBAJO DEL 2%

Desde el Gobierno pusieron en valor los datos avanzados de inflación de junio, que, a su juicio, “confirman la eficacia” de las reducciones de impuestos y bonificaciones aprobadas.

En este sentido, destacaron que España es el primer país de las grandes economías de la zona euro que logra reducir la inflación por debajo del 2%, nivel de referencia del Banco Central Europeo (BCE), que podría volver a subir los tipos de interés en julio.

Gracias a estos datos, fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos señalaron que España gana en “competitividad” y sus empresas mejoran su cuota de mercado en Europa.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR