pasajera en el avión
España destaca en cuanto al transporte aéreo, que aglutina un 13,1% de los pasajeros por kilómetro

España se ha convertido en el tercer país de la UE con mayor proporción de ciudadanos que optan por coger el avión para desplazarse, solo por detrás de Croacia y Bulgaria.

Así se desprende de datos de Eurostat, que emplea un indicador medido en pasajeros por kilómetro para determinar qué peso tienen cinco medios de desplazamiento en la UE: coche, autobús, avión, tren y barco.

El automóvil continuó siendo en 2021 (último año con información disponible) el medio de transporte dominante en todos los países comunitarios, al representar el 79,7% de los pasajeros-kilómetro, por delante del avión (7,3%), el autobús (7,1%), el tren (5,6%) y el barco (0,3%).

España destaca en cuanto al transporte aéreo, que aglutina un 13,1% de los pasajeros por kilómetro, una cifra solo inferior a las de Croacia (25,4%) y Bulgaria (16,3%).

Respecto a otras maneras de desplazarse en España, el 75,6% corresponde al coche; un 6,4% al autobús; un 4,6% al tren, y un 0,5% al barco.

En 2021, el transporte en coche contó con un mayor peso en el transporte en Lituania (91,7%), Países Bajos (85,4%) y Finlandia (85,2%). Lo mismo ocurre con el autobús en Malta (13,3%), Hungría (12,8%) e Irlanda (12,4%).

En cuanto al tren, destacan Austria (8,6%), Francia (8,3%) y Países Bajos (8,0%), al igual que Croacia (2,7%), Grecia (1,6%) y Estonia (1,5%) en el transporte marítimo.

CAMBIOS POR LA PANDEMIA

Por otro lado, la última década refleja algunos cambios en el uso de medios de transporte, debidos sobre todo a la pandemia de la covid-19.

Así, el automóvil representó un 73,1% de los pasajeros-kilómetro en 2011 en el conjunto de la UE, y hubo una lenta tendencia a la baja hasta alcanzar el 69,8% en 2019. Con el estallido de la pandemia en 2020, la utilización del coche se disparó hasta un 81,9%.

Esta circunstancia coincidió con el desplome del transporte aéreo por las restricciones impuestas para frenar la expansión de la covid-19. Así, volar en avión era una opción que fue ganando adeptos hasta alcanzar el máximo de un 15,0% de los desplazamientos de pasajeros por kilómetro en 2019, pero descendió hasta un 5,7% en 2020.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR