La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Rodríguez, durante su intervención. Foto de Pool Moncloa/José Manuel Álvarez

El Gobierno ha hecho un «llamamiento a la calma y a la tranquilidad» ante posibles protestas en los aledaños del Congreso de los Diputados durante la investidura de Pedro Sánchez este miércoles y el jueves de esta semana, así como a los que puedan cuestionar este «acto solemne» porque «están cuestionando la propia democracia».

Así lo ha explicado la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior al mismo, donde además ha señalado que espera que la sesión se desarrolle con «normalidad».

Rodríguez también ha sido preguntada por las manifestaciones que han tenido lugar en los últimos días en las sede federal del PSOE en la calle Ferraz de Madrid. Sobre esto ha señalado que la violencia «siempre debe condenarse» .

Asimismo, preguntada por la responsabilidad que puedan tener sobre las protestas los grupos políticos ha afirmado que, una vez que se ha conocido el texto legal de la amnistía, «a muchos se les han acabado los argumentos» y el «problema ya no es una ley que a todas luces es impecable desde el punto de vista jurídico y perfectamente enmarcada en la Constitución, sino que no aceptan la mayoría parlamentaria que la respalda».

DEFENSA SIN ARGUMENTOS

«A menos argumentos, más insultos. A más frustración, más violencia y más decibelios, pero la responsabilidad de los que creemos en la democracia es el debate el diálogo», ha zanjado la ministra.

En cuanto a la convocatoria que ha organizado el pasado domingo el PP en todas las capitales de provincia, ha indicado que «se manifestaron contra una ley que no conocían» y sobre la inquietud de la ciudadanía a ese respecto pidió la confianza que viene avalada por la trayectoria de un Gobierno y un presidente que no ha hecho más que mejorar la vida de los españoles».

QUERELLA DE VOX

Llegados a este punto, preguntada por la actitud de algunos partidos y por la querella del líder de Vox contra Sánchez pidiendo incluso que se impida cautelarmente su investidura, la portavoz remarcó que lo que se inicia es un “acto solemne” de investidura, la “culminación del proceso democrático” iniciado con las urnas, de manera que “quien cuestiona esto está cuestionando la propia democracia”.

Rodríguez ha evitado entrar en comentar los calificativos de Abascal porque “les califican a ellos” y se ha limitado a hacer una “defensa de la democracia” y a remarcar que la investidura supone “atender al resultado de las urnas”.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR