Entre gritos, aplausos, pancartas y, sobre todo, muchas sonrisas cargadas de ilusión. Así ha sido la llegada de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente a la capital aragonesa. Melchor, Gaspar y Baltasar se han dejado ver ya a primera hora de la tarde en las inmediaciones del colegio Joaquín Costa para luego recorrer las calles de la ciudad mientras escuchaban corear su nombre entre todos los niños asistentes.

Más Fotorreportajes

NOTICIAS DESTACADAS