"Lo que debe hacer Candanchú es seguir la senda de Astún", ha afirmado Lambán

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha pedido “responsabilidad” a los responsables de la estación de Candanchú y que trasladen una mayor “seguridad” al valle. Así se ha manifestado después de la decisión de la compañía Ibernieve de abrir finalmente en Semana Santa, una apuesta que el líder del Ejecutivo ha celebrado, no sin recordar la línea de crédito que se abrió para que la empresa pudiera abrir las pistas esta temporada.

“Nosotros hemos sido condescendientes y hemos atendido su petición porque así nos lo pidieron los alcaldes”, ha repasado Lambán, quien ha puesto como ejemplo a la estación de Astún de “desarrollar permanentemente su función empresarial sin altibajos ni alteraciones”. “Lo que debe hacer Candanchú es seguir la senda de Astún. Este ha sido un buen año de nieve y alargar la apertura es lo responsable y lo que se merecen los vecinos del valle. Hay que estar a las crudas y las maduras”, ha remarcado.

Asimismo, el vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, considera que, “después de los esfuerzos que hemos hecho”, es “de sabios rectificar” cuando “se ha cometido el error” de tomar esa decisión “sin contar con el valle”. “Si hemos hecho ese esfuerzo el Gobierno de Aragón y mucha gente del valle, debe haber reciprocidad”, ha aseverado.

NOTICIAS DESTACADAS