Imagen de archivo del Hospital de Barbastro
La doctora dejará el centro el 18 de noviembre

Con una carta a la vista de todos los usuarios del Hospital de Barbastro y denunciando las “condiciones muy precarias” con las que ha tenido que lidiar la plantilla en los últimos meses. Así ha hecho pública su dimisión la doctora Calderero Aragón, jefa de sección y responsable de la Unidad de Oncología del centro.

Tomó la decisión el pasado 6 de octubre, según relata en el texto, y dejará de pasar visita a partir del 18 de noviembre. Durante los meses previos, hasta dar el paso, asegura que han “peleado mucho” y en todo momento sus superiores “han estado informados”. Por ello, lamenta hacer algo que “dista mucho de lo que un médico con vocación y dedicación desea”, pero a lo que se ve obligada.

La doctora ha querido dejar patentes los antecedentes y cómo ha empeorado la atención. “Se habrán dado cuenta de que cada día son visitados por un profesional distinto, de que retrasamos y reprogramamos sus controles, que no atendemos a las familias ni las urgencias y ni siquiera a nuestros propios compañeros cuando solicitan la colaboración de un oncólogo”, recoge la carta.

Calderero alega incluso que el equipo de médicos no superaba ni el 50% del número de profesionales que se exigía. “Deseando que en algún momento lleguen los recursos necesarios para que todos ustedes tengan una asistencia plena y de calidad. Siento no haber podido hacer más”, se despide.

OBRAS PENDIENTES

La capital del Somontano tiene pendiente en lo que queda de año el inicio de varias obras. Sin embargo, ninguna relacionada con la oncología. En julio, el presidente de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Sanidad, Sira Repollés, visitaron el centro de salud para anunciar el nuevo proyecto, que debería levantarse entre el final de este año 2022 y 2024.

La inversión prevista es de 8,6 millones de euros y se quiere “cuadriplicar” la capacidad actual. Además, se instalará de una nueva resonancia y TAC en el hospital.

LO MÁS VISTO