La implantación de carriles bici se lleva a cabo siguiendo los imperativos de la Unión Europea

Los nuevos tramos de carril bici que se están creando en Huesca conllevarán una reorganización de los aparcamientos existentes en algunas zonas de la ciudad, pero no la pérdida de plazas. Así lo han explicado las concejalas de Urbanismo y Movilidad, María Rodrigo y Ana Loriente, respectivamente, en una rueda de prensa en la que han detallado las actuaciones que se van a acometer en los próximos meses y que se enmarcan dentro de un proyecto global de movilidad con el que se conseguirá una Huesca más accesible, sostenible, verde y eficiente.

La implantación de cuatro nuevos kilómetros de carriles bici urbanos se va a realizar en la avenida Martínez de Velasco, en la avenida de la Marina Española, en la plaza de Navarra, en la vía verde del Canfranero (junto a la calle Ingeniero Susín y al inicio del camino de Loreto), en la avenida de los Pirineos, en la avenida María Moliner y en las calles Alcoraz, del Parque, San Jorge, Santo Cristo de los Milagros.

La concejala de Urbanismo ha incidido en que “la implantación del carril bici no tendrá el mismo impacto en todas las zonas afectadas”. “Se ha diseñado un proyecto global que incluye la redistribución de las plazas actuales, la reorganización de los entornos del tráfico, la creación de nuevas plazas optando por aparcamientos en espiga en sustitución de los actuales en línea, y actuaciones de mejora en el entorno para favorecer el tránsito peatonal”, ha afirmado.

NUEVOS APARCAMIENTOS

Por ejemplo, en el entorno de la calle San Jorge se reubican 35 plazas de aparcamiento y se acondicionan 167 aparcamientos gratuitos en el solar de las calles Ingeniero Susín y General Lasheras. También se trasladan y reubican algunos de los aparcamientos de la avenida Pirineos y la avenida María Moliner a otros tramos de la avenida Pirineos, Alcalde Llanas Almudévar, Emilio Miravé y Obispo Osés. “Esta modificación supone incluso aumentar el número de aparcamientos”, ha asegurado Rodrigo.

No se suprimen 200 aparcamientos sino que se redistribuyen por otras zonas de su entorno cercano y también se habilitarán nuevos estacionamientos en espiga, lo que permitirá aumentar el número de aparcamientos en las calles”, ha incidido la concejala. Respecto a los estacionamientos de zona azul, se está estudiando cómo serán también reorganizadas las zonas afectadas.

Huesca, a través de una inversión de 379.800 euros procedentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia – Financiado por la Unión Europea – Next Generation EU; ampliará su carril bici urbano en cuatro kilómetros. Una distancia que se sumará a los 14 kilómetros que actualmente vertebran la ciudad. La implantación de carriles bici se lleva a cabo siguiendo los imperativos de la Unión Europea, por lo que deben discurrir por la calzada y estar segregados del resto de tráfico rodado y del tráfico peatonal.

ESTRATEGIA DE MOVILIDAD DEL AYUNTAMIENTO DE HUESCA

Por su parte, la concejala de Movilidad, Ana Loriente, ha remarcado que la estrategia de movilidad en la que trabaja el Ayuntamiento “es transversal y cuenta también con la colaboración de Huesca + Inclusiva. Tenemos que ser eficientes energéticamente y sacar el máximo rendimiento de nuestros recursos sin dejar a nadie atrás, apostando siempre por crear espacios para el peatón y conseguir así una ciudad verde y sostenible”.

“A día de hoy, gracias a las políticas seguidas en los últimos años, ya disfrutamos de una ciudad vertebrada por zonas verdes que la rodean y la atraviesan a través de corredores que se han convertido en verdaderos pulmones; con vías ciclables y de paseo que conforman un anillo tanto dentro del casco urbano como en su entorno; y con espacios muy abiertos e inclusivos, agradables para la convivencia de nuestros vecinos. Y en esta línea seguimos trabajando”, ha concluido Loriente.

NOTICIAS DESTACADAS