horno del monasterio de San Victorián
Estas actuaciones, para las que el Departamento de Educación, Cultura y Deporte ha dedicado más de 50.000 euros, constituyen el paso previo para los trabajos de consolidación del palacio abacial, que se realizarán en 2023

Los trabajos previos de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón a la restauración del Monasterio de San Victorián han sacado a la luz el molino y el horno del monumento. Estas actuaciones, para las que el Departamento de Educación, Cultura y Deporte ha dedicado más de 50.000 euros, comenzaron a finales del mes de octubre. Estas obras constituyen el paso previo para los trabajos de consolidación del palacio abacial, que se realizarán en 2023, con un importe estimado de 620.000 euros. Todas las actuaciones serán financiadas con cargo a los fondos Next Generation EU a través del Plan de Recuperación, Transformación Resiliencia.

La directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Marisancho Menjón, ha destacado “el gran valor artístico y patrimonial” de este monumento, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2002. Asimismo, Menjón ha puesto en valor el descubrimiento del molino y el horno del “este espacio tan importante para la historia de Aragón y uno de sus principales focos turísticos”.

El objeto de estos trabajos era limpiar los cuerpos añadidos al palacio abacial en su frente meridional, con objeto de analizar las conducciones de agua que atravesaban la zona del antiguo molino, tal y como quedaba reflejado en el plano de 1853. Esta zona estaba muy afectada por asientos, probablemente ocasionados por la pérdida de agua, hundimientos de cubiertas y forjados, y abundante crecimiento vegetal, lo cual hacía que fuese prácticamente inaccesible. Por ello, se hacía necesario su limpieza para posterior valoración del estado general de las construcciones.

En estas labores se ha descubierto el molino, con su mecanismo completo de rodezno, árbol, espada y, por encima, las piedras de moler. Asimismo, se ha sacado a la luz, en perfecto estado, el horno del monasterio en la exedra añadida en el muro sur.

El proyecto de actuaciones previas planteaba la necesidad de retirar los materiales existentes en algunas estancias de la zona sur del palacio abacial, con el objetivo de profundizar en el conocimiento del monumento, todo ello bajo supervisión arqueológica. El proyecto de consolidación del ala noroeste del palacio abacial, con un plazo de ejecución de nueve meses, contempla la restauración y consolidación de este espacio, al tratarse de una zona que se encuentra en un avanzado estado de deterioro. Los trabajos previstos consisten en el recalce de la cimentación, la restauración de paramentos verticales, el arriostramiento de los forjados y la sustitución de la cubierta.

Desde 2005, el Gobierno de Aragón ha invertido más de 1 millón de euros en este enclave. Este año, comenzaron una serie de trabajos de consolidación de sus estructuras, a los que siguieron el acondicionamiento del conjunto para visitas guiadas y actuaciones en el refectorio y la biblioteca. Posteriormente, ya en 2017 se intervino en las murallas y el torreón perimetral y se recuperó el antiguo camino del Real Monasterio.

Un año después, se efectuaron actuaciones de acondicionamiento y seguridad necesarias para la incorporación de nuevos espacios del Monasterio al recorrido de las visitas guiadas, en concreto, la zona de los huertos del cura y de las monjas, sus recintos y recorridos anexos. Se procedió de esta forma a la eliminación de la vegetación en fábricas, desbroce y desescombro en suelo, control y seguimiento arqueológico, cosido de grietas en muros, consolidación y refuerzo de bóvedas, consolidación de jambas y dinteles en arcos y vanos, reapertura de vanos cegados, entre otras actuaciones, por un importe de 20.000 euros.

En ese mismo 2018, se destinaron otros 20.000 euros a la mejora de la iluminación del templo, gracias a un acuerdo con Red Eléctrica de España, que mejoró la visibilidad en el interior de la torre y el monasterio. Así, se dispuso una línea eléctrica que parte del exterior del edificio de la hospedería y llega hasta la torre, tras discurrir soterrada por el patio principal y el claustro. Las luminarias empleadas son de led y bajo consumo y están orientadas para no provocar deslumbramientos ni contaminación lumínica. Estas actuaciones se complementarán con las obras previstas para este año.

En el año 2021 se realizaron obras en el patio del palacio abacial con una inversión de aproximadamente 58.000 euros. Esta actuación ha tenido por objeto seguir ampliando la zona visitable del monasterio, así como profundizar en el conocimiento del bien. Las obras han comprendido el desbroce de la superficie, el desescombro con seguimiento arqueológico, la consolidación de muros y la mejora de las carpinterías para mejorar la seguridad de la visita.

Así, cuando finalice esta legislatura, el Gobierno de Aragón habrá invertido en este monumento un total de 1,7 millones euros de desde 2005. A todas las actuaciones anteriormente citadas, se añade la redacción de un estudio histórico y la redacción de un Plan Director de Actuaciones arqueológicas por importe de 8.000 euros.

Además, en virtud de un convenio firmado entre el Departamento de Educación, Cultura y Deporte, Turismo de Aragón, la Comarca de Sobrarbe y el ayuntamiento de El Pueyo de Araguás para promover la realización de visitas guiadas al Real Monasterio, turistas y vecinos de la zona pueden conocer este enclave los días 6, 8 y 11 de diciembre, en dos pases (11 y 13 horas).

SAN VICTORIÁN

El Monasterio de San Victorián cuenta con la calificación de Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento, desde marzo de 2002,

El Real Monasterio de San Victorián constituye un conjunto arquitectónico monacal del siglo XVI formado por diferentes construcciones, ubicado en un lugar montañoso y aislado y rodeado por un recinto amurallado. El recinto del monasterio se compone de una Casa Abadía, una Hospedería y dos construcciones rectangulares entre sí y dispuestas en torno a un espacio abierto con una fuente y una cruz. En el centro se dispone el claustro de la comunidad, cuya crujía oriental es el único vestigio de la construcción medieval sobre la que se levantó el nuevo monasterio.

La iglesia, del siglo XVIII, tiene tres naves, en origen cubiertas por una bóveda de cañón con lunetos encamonada, y cabecera recta. Adosada a la iglesia destaca una gran torre de planta cuadrada y dos cuerpos en altura, tras la cual se encontraba el cementerio.

PLAN DE PANTEONES REALES

Las actuaciones en San Victorián se enmarcan en la política de apoyo que el Gobierno de Aragón está llevando a cabo para la recuperación de los panteones reales de la Comunidad Autónoma, en torno a los cuales se quiere crear un itinerario de carácter turístico que ponga en valor estos enclaves patrimoniales.

En este sentido, el Gobierno de Aragón está realizando un gran esfuerzo económico para recuperar este patrimonio. Desde el año 2016, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte ha invertido en los panteones reales dos millones de euros, que ascenderán hasta los 4.902.993 euros cuando acabe la legislatura y se sumen las actuaciones que se están realizando en Sijena, San Juan de la Peña, y San Victorián, así como los importantes trabajos realizados en San Pedro el Viejo.

A ellos viene a sumarse los 1,2 millones de euros que el Ministerio de Cultura destinará a la consolidación y rehabilitación del castillo de Montearagón.

LO MÁS VISTO