Imagen de archivo de la estación de Astún
La partida para la sostenibilidad turística contempla 720 millones de inversión en toda España

El Gobierno de España ha aprobado este miércoles, a través de la Conferencia Sectorial de Turismo, la puesta en marcha en Aragón de cinco proyectos enmarcados dentro de los Planes de Sostenibilidad Turística. Uno de ellos es el apoyo a la unión de estaciones en el Pirineo, entre Astún, Candanchú y Formigal, para el que se han destinado 26 millones de euros de los 33,7 totales de la Comunidad.

Con este plan, señalan desde el Ejecutivo, se persigue “incentivar el desarrollo social y económico y la competitividad de los valles del Aragón y Tena”, potenciando así “la nieve como sector estratégico” y configurando “un nuevo producto con vocación nacional e internacional, atendiendo a la sostenibilidad y la movilidad como apuestas de futuro”.

Desde la DGA, lo califican como un paso “determinante” en el proyecto y para impulsar el Valle de Tena, “uno de los destinos más reputados y demandados” en invierno, pero también el resto del año. El objetivo es enlazar los dos valles, y sus tres estaciones, a través de telecabinas impulsados por energías limpias y con actuaciones sostenibles.

Para el vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, la aprobación de estos planes corresponde al “trabajo y esfuerzo que se ha realizado desde el departamento, en colaboración con el Ministerio”. “Ratifica el proyecto que tiene Aragón para convertirse en referente del turismo de interior, donde el sector de la nieve tiene un peso específico. Se pretende que el dominio esquiable de la Comunidad compita al máximo nivel con las zonas europeas”, ha asegurado.

720 MILLONES EN TODA ESPAÑA

La inversión total en España, en esta segunda convocatoria, alcanzará los 720 millones procedentes de los Fondos Europeos, para 196 proyectos. “Hoy hemos dado un paso importante para mejorar los destinos turísticos españoles y hacer de ellos el motor de la competitividad de nuestra oferta. Con la concreción de los proyectos, avanzamos hacia la sostenibilidad y la digitalización, que son claves para el futuro turístico del conjunto de las regiones de nuestro país”, ha valorado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

En la provincia de Huesca, además, se ha aprobado el plan “Saborea Guara Somontano”, por un millón. Se trabajará en la regulación del recurso micológico, en la restauración de elementos patrimoniales, como molinos, salinas, espacios expositivos y en la protección del paisaje, a través del desarrollo del programa Custodia del territorio, que trabajará en acuerdos de custodia con particulares, empresas y otras instituciones para preservar el paisaje agrícola de la comarca.

Así mismo, se desarrollarán huertos perimetrales en los pueblos y desbroces naturales con ganado con dos objetivos: prevenir incendios y favorecer la ganadería y agricultura local. Ademas, se desarrollará el producto oleoturismo que dará soporte turístico a la nueva Denominación de Origen del Aceite del Somontano.

Con una cuantía algo superior, 1,5 millones, en Teruel se pondrá en marcha el Plan de Sostenibilidad Turística en Destino (PSTD) del Maestrazgo. Esta intervención diversificará la oferta ofreciendo distintas actividades en el medio natural para enviar flujos turísticos hacia otros puntos de la comarca y evitar que se concentren en los Monumentos Naturales y en los centros históricos de los pueblos, especialmente de los Conjuntos Históricos.

CENTRO DE RECEPCIÓN DE VISITANTES

Otros dos irán a parar a Zaragoza, uno de ellos en la capital, con dos millones presupuestados. Se impulsará la puesta en marcha del Centro de Recepción Visitantes de última generación, con más de 700 metros cuadrados. Además, el plan contiene acciones dirigidas a la recuperación de entornos naturales y singulares, como el Anfiteatro de la Expo, para devolver esta infraestructura a la celebración de grandes conciertos al aire libre.

Finalmente, en Calatayud se invertirán casi tres (2,8) en otro para su comarca. Servirá para potenciar el empleo hacia un modelo turístico más sostenible e innovador, consolidando el turismo de bienestar y termalismo, el cultural y religioso y potenciando el flujo de turistas desde los principales centros de atracción a toda la región.

LO MÁS VISTO