Se ubicará en una parcela de unos 10.000 metros cuadrados que se encuentra al lado de la rotonda del Mulo

La construcción del Centro de Emergencias y Seguridad Ciudadana de Huesca comenzará en 2023 y supondrá una inversión total de 8,2 millones de euros. Se ubicará en una parcela de unos 10.000 metros cuadrados que se encuentra al lado de la rotonda del Mulo. El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha remarcado que el Ayuntamiento “lleva mucho tiempo trabajando en este proyecto con el objetivo de mejorar la atención a los ciudadanos y de mejorar las instalaciones de las que en la actualidad disponen los Bomberos y la Policía Local”.

La ubicación del Centro posibilita una respuesta rápida y coordinada, garantizando un tiempo medio de respuesta de cinco minutos a cualquier punto de la ciudad, y también asegura la salida inmediata fuera del término municipal en caso de que sea necesario. Luis Felipe ha agradecido su trabajo al Área de Urbanismo del Consistorio, ya que han sido los responsables de la elaboración del proyecto básico del Centro sobre el que, posteriormente, la empresa Magén Arquitectos ha redactado el proyecto de ejecución.

El Centro tiene en cuenta las necesidades de ambos cuerpos ya que tanto la jefatura del Servicio Municipal de Prevención y Extinción de Incendios como la de la Policía Local trasladaron sus peticiones antes de la redacción del proyecto.

La construcción del Centro se dividirá en tres fases, siendo la primera de ellas la correspondiente al Centro de Emergencias con un presupuesto de cerca de 5 millones de euros. En los presupuestos de 2023 se incluye una partida de 100.000 euros para el Centro, que será incrementada con 500.000 euros más procedentes de remanentes.

EL PROYECTO

El proyecto refleja una infraestructura sostenible, eficiente y confortable, con sistemas de autoconsumo y eficiencia energética como placas fotovoltaicas en la cubierta y aerotermia. También contará con sistemas de gestión inteligente de instalaciones y consumos porque otro de los principales objetivos es el ahorro energético. Así lo ha destacado el ingeniero de telecomunicaciones y responsable de proyectos de A&T Ingeniería, David Martos.

Es un edificio polivalente que respeta la independencia de cada uno de los Servicios pero que contempla dependencias comunes como salas de descanso, gimnasio, salas de reuniones o una sala de mando y coordinación de emergencias (Cecor).

Además, se llevará a cabo la urbanización exterior de la parcela por lo que se mejorará el entorno, se creará un andador para el acceso de los ciudadanos y se crearán varias zonas verdes. A este respecto, el arquitecto y director de Magén Arquitectos, Jaime Magén, ha remarcado que el proyecto “presta especial al entorno porque se quiere que el Centro esté integrado en el paisaje y la zona en la que se ubica”.

El proyecto divide las obras en tres fases que pueden ser modificadas en función de la disponibilidad presupuestaria. La primera fase tendrá una ejecución de unos 18 meses y corresponde al Centro de Emergencias. Contará con dependencias como zonas de descanso, habitaciones de guardia, salas de reuniones y coordinación, vestuarios, almacenes, garajes, etc. En esta fase también se construirá el gimnasio, que será utilizado tanto por los bomberos como por la Policía local.

La segunda fase contempla la construcción del espacio exterior reservado para la realización de ejercicios que contará, además, con una torre de prácticas de fuego. Finalmente, la tercera fase corresponderá al Centro de Seguridad Ciudadana, en el que la Policía Local contará con dependencias como zona administrativa, despachos, salas de reuniones, garaje y, como novedad, una galería para las prácticas de tiro del servicio.

LO MÁS VISTO