Lambán ha reiterado la clara intención de llevar adelante el proyecto. Foto: @PDMAAragon

Un grupo de una docena de manifestantes por la defensa de Canal Roya han recibido este martes al presidente de Aragón, Javier Lambán, en su visita en Jaca al Monasterio de San Juan de la Peña. Una concentración que se produce sólo 24 horas después de que el Ejecutivo autonómico aprobara, con el rechazo de dos de los socios del cuatripartito, Podemos y CHA, la declaración de interés autonómico y general de la unión de Astún y Formigal a través de este enclave pirenaico.

Sobre este rechazo al proyecto, Lambán ha reconocido que “quizá” les haya faltado “un mayor esfuerzo de explicación” de las características de la unión de estaciones, asegurando que, de esa forma, “muchas opiniones contrarias se tornarían positivas”. “Lo que se va a hacer en Canal Roya no supone ninguna agresión ambiental y el impacto visual es mínimo. Cuesta tanto dinero porque se está haciendo con ese mimo y esmero para preservar una parte tan bonita e impresionante como Canal Roya”, ha sostenido el presidente aragonés.

En cualquier caso, Lambán ha reiterado la clara intención de llevar adelante el proyecto dada su importancia para el territorio y la creación de empleo y riqueza que generaría. “Desde Aramón se ha hecho el proyecto con mimo y esmero, porque a nosotros nos preocupa la preservación del medio ambiente y la biodiversidad. No acepto ser menos ecologista y estar menos comprometido con el paisaje que los que se manifiestan con total legitimidad. Me parece respetable lo que hacen”, ha mantenido.

No en vano, según los datos del Ejecutivo, el proyecto conlleva una inversión de 34 millones de euros, de los que 26 estarían financiados por fondos europeos. Además, cuando se ponga en funcionamiento llevaría a generar entre 235 y 575 puestos de trabajo directos y tendría un impacto económico de entre 50 y 70 millones en el tercer año tras su apertura.

LO MÁS VISTO

TE PUEDE INTERESAR