Imagen de archivo de un paisaje con aerogeneradores

“Expertos exigen planificación y consenso en la implantación de las energías renovables”. Esta es una de las conclusiones de una mesa de debate que ha tenido lugar en el Hotel Mas de Cebrián (Puertomingalvo), con la participación de varios profesionales y excargos institucionales relevantes, que han debatido e intercambiado impresiones acerca de esta temática, que ha cobrado gran importancia en los últimos meses.

El portavoz de la Plataforma a favor de los paisajes de Teruel, Javier Oquendo; el exdirector general adjunto en la Dirección General de Asuntos Económicos y Financieros de la Comisión Europea, Carlos Martínez; el exviceconsejero de Industria y Energía (Industria, Innovación, Comercio y Turismo) en el Gobierno de Euskadi, Xabier Garmendia; el decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Empresariales y Turismo en la Universidad de Alcalá, Antonio García Tabuenca, y el ingeniero industrial, doctor en Automática e Informática Industrial y catedrático de Universidad de Arquitectura y Tecnología de Computadores, Pedro Gil, han sido los participantes en una mesa moderada por el economista y consejero de varias empresas, José Carlos Díez.

En un comunicado, destacan que la implementación de energías renovables es una necesidad para alcanzar la descarbonización del país, de cara a alcanzar los objetivos fijados para 2050.

Además, resaltan en dicho comunicado, España cuenta con una gran extensión de suelo improductivo, lo que supone una ventaja para esta implementación, pero no se debe perder de vista la realidad de las zonas rurales, su actividad turística, paisaje, su fauna y su flora, facilitando un futuro factible y adecuado para todos, sin perjuicio para las zonas rurales.

Los participantes en esta mesa redonda lamentan que “el proyecto del Gobierno de Aragón de declarar la zona de Gúdar-Javalambre y Maestrazgo como parque natural en su día, pudiera convertirse en 22 parques eólicos y un enorme parque fotovoltaico”.

Por ello, este grupo de expertos señala que “las energías renovables también tienen un recurso escaso, que es el suelo para su instalación; hay comunidades con gran demanda energética y poco territorio, y otras comunidades con menos demanda y mucho territorio”. “El modelo energético al que vamos va a requerir la ocupación de mucho territorio”, aseguran.

Asimismo, añaden, “estas fuentes de energía son una necesidad, está claro, pero es fundamental establecer una forma ordenada de instalarlas, que no suponga perjuicios para espacios que tienen gran valor paisajístico y de biodiversidad, y zonas cuya única o principal economía viene del turismo y del paisaje”. Y aseguran los expertos que “es necesario que los proyectos vengan de la mano de empresas responsables”.

“Nos estamos refiriendo a zonas naturales que, por ejemplo, en Teruel, están valoradas con puntuación de 9”, han afirmado.

“Estamos hablando de energías verdes que para ser instaladas precisan deforestar muchas de las zonas escogidas o placas solares que precisan de muchísima agua para su mantenimiento anual, en zonas con escasez de agua”, han explicado.

Este grupo considera que “se están diseñando proyectos sin ningún tipo de orden y con una manifiesta falta de transparencia, muchos de ellos especulativos, sin consideración por el territorio y sin ningún consenso con la zona en la que se implantarán, lo que supone una clara desventaja para zonas que ya tienen que enfrentarse a otros retos, como el de la despoblación o una actividad económica más reducida”.

Otro aspecto clave que apuntan los expertos es que “además, se trata de proyectos que no aportan empleo a la zona, solo contratación temporal para su instalación”.

“Se da, además, la circunstancia, ya reconocida, de las dificultades para contratar personas para los negocios de hostelería, restauración y otros”, han afirmado.

También han señalado que “existen muchos espacios para poder instalar estos proyectos, como polígonos industriales abandonados, autoconsumo, tejados de edificios institucionales, comunidades, etc.”.

Los expertos han mostrado también gran preocupación por los “riesgos que se derivan de los incendios que podrían derivarse en estas zonas, de gran masa forestal, a las que no se podría acceder con helicópteros o hidroaviones, para sofocarlos (se prevé la instalación en torno a 120 aerogeneradores de 200 metros de altura)”.

Otra de las amenazas manifestadas por los participantes es que “nos encontramos en una zona muy proclive a los tornados, y el problema que podría derivarse es que un gran número de estos aerogeneradores y las innumerables torres de evacuación fueran derribados por estos fenómenos naturales, lo que originaría un gran incendio y una gran catástrofe”.

El establecimiento de Mas de Cebrián se encuentra ubicado en un lugar mágico y único, en término de Puertomingalvo (Teruel), uno de los pueblos más bonitos de España, en plena Sierra de Gúdar Javalambre y a tan solo 20 minutos de las pistas de esquí de Valdelinares.

El hotel está en el centro de algunos de los pueblos más bonitos de España en Teruel como Rubielos de Mora, Cantavieja y Mirambel, aunque alrededor de la masía hay muchos otros pueblos de interés turístico y cultural.

Mas de Cebrián es el primer establecimiento de Levante y Aragón en obtener la certificación de la Fundación Starlight, que la prestigiosa entidad concede a aquellos que gozan de un enclave especial y una baja contaminación lumínica, para la contemplación e interpretación de las estrellas. Asimismo, está reconocido con el sello de calidad Bikefriendly, por el directorio de hoteles con encanto Ruralka, por la web de viajes TripAdvisor y cuenta con una puntuación de 8,8 sobre 10 en el portal de reservas Booking.

NOTICIAS DESTACADAS