En total, esta obra tiene un coste de 154 millones, de los que ya se han invertido 130

Las obras del embalse de Mularroya ya se encuentran al 70% de ejecución y está previsto que concluyan a finales de 2023. Actualmente se llevan excavados 8.300 metros del túnel que llevará agua desde el río Grío, por lo que quedarían unos 4.300 para su finalización. En total, esta obra tiene un coste de 154 millones, de los que ya se han invertido 130.

El embalse de Mularroya es una obra de regulación hidráulica en el río Grío, que supone un beneficio para el desarrollo sostenible de la cuenca del Jalón, ya que mejora las garantías de suministro a los distintos usos, consolidando la superficie regable actual que se incrementará en 5.000 hectáreas. Está proyectado con una capacidad de 103 hectómetros cúbicos e incluye cuatro actuaciones generales: el azud de derivación en el río Jalón; el túnel de trasvase; la presa en el río Grío y, por último, las variantes de las carreteras N-II (entre los puntos kilométricos 262 y 270) y la autonómica A-2302 (entre los puntos kilométricos 2 y 7).

“UNA DE LAS OBRAS MÁS IMPORTANTES DEL PACTO DEL AGUA”

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha visitado este jueves la presa de Mularroya, una semana después de que el Supremo validara las obras, corrigiendo una sentencia de la Audiencia Nacional que determinó que la presa, el túnel de trasvase y el azud de la obra no respetaban la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea. Lambán ha celebrado la sentencia con los usuarios, regantes y la empresa, porque “es una de las obras más importantes del Pacto del Agua y una de las contempladas en recientemente aprobado Plan Hidrológico de Cuenca, con el que nosotros estamos fundamentalmente satisfechos”.

Lambán se ha mostrado orgulloso de liderar en Aragón la transformación de secano en regadíos en toda España. No en vano, en Aragón ya hay en marcha 28.000 hectáreas que llegarán a 39.000 cuando entren en funcionamiento todas las previstas en el Plan Hidrológico de cuenca. También se ha mostrado satisfecho con el impulso dado a la modernización de regadíos, no solo apoyado con fondos de la PAC, sino también de fondos europeos MRR que contempla una cantidad de 82 millones de euros que son gestionados por el ministerio pero bajo criterios del Gobierno de Aragón.

LA OBRA

Además, ya se han ejecutado prácticamente la totalidad de las medidas compensatorias que responden al proyecto de impacto ambiental, tal y como ha explicado la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Dolores Pascual, con una inversión de casi 11 millones de euros. Han supuesto la adecuación de líneas eléctricas para protección de la avifauna, la mejora de los hábitats del águila perdicera, las colonias de murciélagos y otras especies de flora y fauna con especial valor.

El embalse de Mularroya es una obra incluida en el Pacto del Agua de Aragón de 1992 y declarada de interés General por el Plan Hidrológico Nacional, que resulta imprescindible para el desarrollo sostenible de Aragón y, en particular, para la protección y mejora de la agricultura familiar de la comarca de Valdejalón, así como para garantizar el abastecimiento de agua de calidad, frenar la despoblación y promover el desarrollo rural.

La ejecución de las obras incluidas en el Pacto del Agua es definitiva para la prosperidad del sector primario, y por ello son también importantes otras actuaciones, que ahora avanzan a buen ritmo, como Lechago, que se encuentra en fase de puesta en carga, fase previa para su paso a explotación, o Almudévar, que estará finalizada previsiblemente en 2024.

LO MÁS VISTO