En total, los embalses se encuentran al 41,6% de su capacidad. Foto de archivo

Las lluvias de las últimas semanas han aliviado ligeramente la situación de sequía y escasez de agua en la que se encontraba la cuenca del Ebro, aunque con diferencias entre ambos lados del río. Mientras la margen derecha se ha situado en unos niveles de “normalidad”, la izquierda ha visto una recuperación “insuficiente”, principalmente en los embalses de Yesa, Gállego o Cinca, a falta de los meses de diciembre, enero y febrero, que son donde “se produce la mayor parte de las aportaciones”.

En concreto, las zonas que se encuentran en alerta son el embalse de Yesa, al 27,4% de su capacidad; el río Gállego, con Lanuza y Búbal en torno a la mitad; y Mequinenza, con 480 hectómetros cúbicos de un total de 1.534, menos de un tercio. “Ya estamos hablando con los regantes para que prevean una campaña que puede ser difícil y tomen las decisiones oportunas y puedan encarar la campaña”, ha señalado la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro, María Dolores Pascual.

No obstante, desde la Confederación prefieren no hacer previsiones a largo plazo. “Las previsiones fiables son a tres o cinco días. Tenemos por delante los meses húmedos del año. Las reservas de nieve empiezan a aumentar, que se convertirán en hectómetros embalsados. Tenemos un año por delante donde nos podemos recuperar”, ha afirmado la jefa de servicio del SAIH, Esther Ruiz.

25º ANIVERSARIO DEL SAIH

Desde la CHE controlan prácticamente al instante todos los datos gracias al Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH), que este martes ha celebrado su 25º aniversario con una jornada donde han tratado la evolución y tratamiento de los datos, las sinergias con otras formas de medición en Europa, o su trabajo conjunto con profesionales del sector agropecuario e industrial. “Es ejemplo de innovación tecnológica, así como un servicio público que se inició con la recogida de datos y que se ha convertido en una red robusta que sirve para la gestión interna de la cuenca, siendo a la vez referente de comunicación para los usuarios externos, que pueden hacer una gestión cada día más profesionalizada de los recursos”, ha explicado Pascual.

LO MÁS VISTO