Desde la DGT advierten de que la meteorología adversa obliga a extremar la precaución para evitar accidentes

La densa niebla con la que se ha despertado Zaragoza y buena parte del valle del Ebro está dificultando la circulación en varios puntos cercanos a la capital aragonesa. Desde la DGT advierten de que la meteorología adversa obliga a extremar la precaución para evitar accidentes, adecuando la conducción a las condiciones de la carretera.

En concreto, estos puntos serían la A-68 a su paso por San Gregorio, la salida de la ciudad por la avenida Cesáreo Alierta, la Z-40 en Santa Isabel, la N-232 por El Burgo de Ebro, la A-2 en Alfajarín y Nuez de Ebro o la ARA-A1 en Villafranca de Ebro. Además, también se advierte de visibilidad reducida en la A-23 entre El Temple y Huerrios o en la N-232 entre Quinto e Híjar.

Por el momento, no hay que lamentar incidentes por la escasa visibilidad de las carreteras, pero la densa niebla hace primordial extremar las precauciones al volante para evitar cualquier susto a las puertas de la última Operación de Tráfico de las Navidades.

LO MÁS VISTO