Nueve carreteras de Huesca y una de Zaragoza, en alerta roja por la nieve

Hasta nueve carreteras de la provincia de Huesca y una de Zaragoza se encuentran en nivel de alerta rojo por la nieve caída en las últimas horas, que está dificultando la circulación en varios puntos de la Comunidad. Entre ellas se encuentran las autovías A-21, a la altura de Puente la Reina de Jaca, y la A-23, en Nueno, donde está prohibido el tráfico de camiones y autobuses y es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno en ambos municipios.

Además, también están en alerta roja la A-136 en Biescas, la A-138 en Abizanda, la A-139 durante 50 kilómetros en Santaliestra y San Quílez, la N-240 en Jaca, la N-330 en 52 kilómetros en Sabiñánigo, la N-330a en Canfranc y la N-330b en Aínsa. Al igual que las anteriores, está prohibido el tráfico de camiones y autobuses y es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno.

Por su parte, otra carretera de Zaragoza ha amanecido con nivel rojo por la nieve de las últimas horas. Es la N-240, a la altura de Sigüés, junto a Ejea de los Caballeros.

Ante el riesgo por la borrasca Fien, el Gobierno de Aragón ha activado el Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (Platear) por las intensas nevadas que pueden en el Pirineo oscense a lo largo de los próximos días y a avisos por viento. De hecho, la Aemet ya ha activado la alerta naranja para todo este lunes por nevadas en el Pirineo, además del aviso amarillo en el centro de Huesca y las Cinco Villas. En la Ibérica zaragozana y las Cinco Villas hay alerta amarilla por vientos.

Si se va a producir un desplazamiento, desde el 112 recomiendan evitar el viaje en coche siempre que no sea imprescindible, y si es inevitable, se debe procurar no viajar solo y revisar el vehículo a fondo antes de salir. Tampoco recomiendan conducir de noche. Antes de salir, informarse de la situación meteorológica y revisar lugares de refugio en la ruta a seguir.

LO MÁS VISTO