Jaca con nieve
Según la Aemet, el viernes se registrará una mínima en Jaca de -10 grados, superada por los -14 del sábado, los -13 del domingo y los -16 del lunes. Foto: jaca.com

El frío y la nieve han azotado el Pirineo esta última semana, con complicaciones de circulación por varias carreteras y alterando la rutina de los municipios que se han teñido de blanco. En la capital de la Jacetania llevan desde el lunes con el dispositivo de emergencia activado, advirtiendo a sus vecinos y limpiando las calles. Además, se han preparado para una ola de frío que llegará en los próximos días. Según la Aemet, el viernes se registrará una mínima en Jaca de -10 grados, superada por los -14 del sábado, los -13 del domingo y los -16 del lunes.

El alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, ha explicado que desde el lunes está activado el sistema de alertas por nieve en la capital. La brigada municipal y la empresa de limpieza está trabajando junto a otra de maquinaria especial limpiando las calles y echando sal. “Hay que sacar toda la nieve del pavimento para que no se hiele, porque ahí aumenta mucho el peligro. Mientras siga nevando es difícil mantenerlas limpias, pero se trabaja en ello día a día”, ha indicado Ramón.

VARIAS RECOMENDACIONES PARA LA SEGURIDAD DE LOS VECINOS

Además, también se han llevado acciones concretas dirigidas a los vecinos. Desde el consistorio han habilitado puntos de distribución de sal en toda la ciudad, dándolo a conocer por redes sociales y colocando carteles. Así, los jacetanos pueden provisionarse de sal para echarla tanto en su acera como en los accesos de sus viviendas y evitar un mayor peligro.

Como recomendaciones, se ha indicado a los vecinos que se aprovisionen de lo necesario para no salir durante estos días de temporal y si lo hacen, deben evitar utilizar el coche y llevar un calzado y un vestuario adecuado. “Todos los años tenemos episodios de nieve, así que no es nuevo. Se esperan ahora días de bastante frío pero la nieve es mucho más necesaria y sus inconvenientes los asumimos”, ha afirmado el alcalde.

UN IMPULSO PARA LA ECONOMÍA DE INVIERNO

Una nieve necesaria que este año ha tardado en llegar a Aragón, pero que en la Jacetania se anticipó a finales de noviembre, lo que permitió la apertura de Astún y Candanchú en el puente de la Inmaculada. Un buen inicio que se vio resentido en Navidades por los pocos kilómetros esquiables, algo que ahora queda atrás con las últimas nevadas, que “garantizan una gran temporada de invierno”.

“Era muy necesario que la nieve cayera en las estaciones de esquí y los espesores, sin saber cuándo va a acabar de caer, están siendo importantes. Esto es básico para la economía de invierno y para la agricultura en verano, para las zonas de regadío que se nutren del agua que viene del Pirineo”, ha concluido Ramón.

LO MÁS VISTO