El presidente ha asegurado que las navidades se parecerán más a las de 2019 que a las de 2020

El presidente de Aragón, Javier Lambán, no ha podido adelantar las medidas que se anunciarán a principios de la próxima semana, mediante la publicación de una Orden, y que se están confeccionando de manera conjunta con las Comunidades Autónomas del norte de España. Sí ha confirmado que no se van a suspender los cotillones ni tampoco las cabalgatas, aunque van a tratar de ver “cómo se celebran para compatibilizar estas fechas con la preservación de la salud”.

Es decir, que existirán algunas medidas restrictivas que ya se han impuesto en otras ocasiones como eliminar el consumo en barra en los bares y también “alguna restricción horaria, pero tratando de ser ponderados”. Situación que afectaría de nuevo a la hostelería, con quien se ha reunido este jueves el Gobierno de Aragón para adelantarles algunas de las prácticas que incluirá la nueva Orden.

Eso sí, Lambán tampoco ha podido desvelar nada de lo sucedido en la reunión, aunque sí se ha mostrado convencido de que “este tipo de medidas nunca gustarán del todo, pero se adoptarán pensando en ellos y en alterar lo mínimo posible su actividad económica”. Por ello, cree que “las entenderán a la perfección”.

Sí se ha mostrado seguro el presidente de la DGA de que los aragoneses “podrán disfrutar de fiestas muy similares a las de toda la vida, aunque la situación exija alguna medida” y también que las navidades serán “más parecidas a las de 2019 que a las de 2020”. Además, ha manifestado que “no se va a cerrar nada”, apelando “una vez más a la responsabilidad ciudadana”.

Las medidas se conocerán en cuanto se cierre el acuerdo con el resto de Comunidades Autónomas del Norte, algo que está “prácticamente” hecho. “Como esa Orden no iba a afectar ni a Nochebuena ni Navidad, tampoco era imprescindible publicarla hoy”, ha matizado, explicando por ejemplo que Navarra se encuentra en su día de aprobación de presupuestos, lo que retrasa la decisión final.

Lambán ha recordado que deben “prevenir el colapso en hospitales y UCI, tratar de preservar el sistema que ya está estresado pero no se puede sobreexcitar más”. En este sentido, ha recalcado la necesidad de “pedir un esfuerzo en la vacunación, en la tercera dosis”, sobre todo de cara a los niños, que están siendo “en estos momentos el principal foco de contagio”.

La intención de estas medidas será, por tanto, “evitar situaciones donde todo se desborde y se entre en colapso”.

NOTICIAS DESTACADAS