El Consistorio también pide al público que se disperse una vez pasen los Reyes por el punto donde se encuentren

Zaragoza volverá a tener Cabalgata de Reyes dos años después tras la suspensión del año pasado por la pandemia, pero con una serie de restricciones y limitaciones provocadas por la séptima ola de Covid-19 en la Comunidad. A falta de que los emisarios reales cierren la visita de Sus Majestades a la capital aragonesa, el Ayuntamiento ya está ultimando sus medidas de prevención, recomendando el uso de mascarillas incluso a los menores de seis años que se acerquen a recibir a los Reyes Magos.

Así lo ha destacado la vicealcaldesa y consejera de Cultura, Sara Fernández, quien ha adelantado que la cabalgata sufrirá algunas limitaciones como consecuencia de los requerimientos de Sanidad. Además de esas restricciones, el Consistorio también pide al público que se disperse una vez pasen los Reyes por el punto donde se encuentren y que asiste el menor número posible de acompañantes con los pequeños.

Del mismo modo, Fernández ha confirmado que, junto a Sus Majestades, también desfilarán una serie de voluntarios que irán repartiendo mascarillas a los asistentes a la cabalgata, que, tal y como ha destacado la vicealcaldesa, será “una de las de mayor recorrido de todo el país”. “Gracias a estas recomendaciones tendremos un paso de los Reyes de forma segura”, ha asegurado.

NOTICIAS DESTACADAS