La localidad zaragozana de Illueca bajo el manto de nieve que dejó Filomena

Aragón se preparaba hace un año para la llegada de la borrasca Filomena ante los avisos de alerta por las nevadas que se preveían. El viernes 8 de enero de 2021 un espeso manto blanco ya cubría toda la provincia turolense con unos cinco centímetros de nieve, que durante el día próximo, el 9 de enero, llegaría hasta los 20 centímetros e incluso el medio metro en muchos puntos de la Comunidad. Una nevada sin precedentes que paralizó el ritmo de Aragón: municipios aislados, comercios obstruidos, tres días sin colegio, sin trenes y casi 1.500 camiones atrapados en las carreteras.

Tras más de 24 horas sin parar de nevar, incluso en las cotas más bajas, y pese a la belleza que otorga al paisaje, hubo grandes problemas. La red de carreteras contaba con cientos de kilómetros en malas condiciones por la nieve y el hielo y también numerosos tramos cortados que afectaron a la circulación. La borrasca provocó que casi 1.500 camiones quedasen inmovilizados, que se suspendiera la circulación de trenes, que los aeropuertos no estuviesen operativos y que numerosos centros escolares cerrasen sus puertas.

En Zaragoza capital, Filomena hizo que sus ciudadanos saliesen a la calle, móvil en mano, para inmortalizar el momento y fotografiar los lugares más emblemáticos teñidos de blanco. A pesar de la felicidad de muchos por esta insólita nevada, provocó la interrupción del tranvía, de los autobuses o el cierre de parques.

La plaza España en Zaragoza cubierta por la nieve que dejó Filomena a su paso

Después de un inusual fin de semana en todo Aragón, pasado por copos de nieve, la región empezaba a recuperar la normalidad. Centenares de efectivos trabajaron para conseguir activar el pulso de la Comunidad después de que se congelase. Muchos comercios no pudieron abrir porque estaban obstruidos por la nieve y el hielo y hasta municipios enteros estuvieron aislados por el temporal.

Subvenciones para paliar los daños

La borrasca Filomena, que ascendió desde las Islas Canarias, provocó numerosos daños en infraestructuras, cultivos, arbolado, parques, carreteras, vehículos y viviendas de toda la Comunidad. Por ello, se convocaron subvenciones en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para paliar estos desperfectos, de las que Aragón recibirá ayudas por importe de 12.735.054,06 euros.

El objetivo de las subvenciones es financiar hasta el 50% del coste de los proyectos directamente relacionados con el siniestro, relativos a las obras de reparación, restitución de infraestructuras, equipamientos o instalaciones, entre otros muchos. Las solicitudes para recibir estas ayudas se presentaron hasta el pasado 26 de noviembre y está previsto que el dinero empiece a llegar este 2022.

Las entidades aragonesas presentaron 256 solicitudes en la convocatoria. El importe total de los proyectos para los que se han solicitado ayudas asciende a 19.474.368 euros, de los que el Ministerio podrá subvencionar hasta un 50% de la inversión que, cumpliendo con los requisitos, justifiquen haber realizado.