Denunciando la grave situación actual por medio de carteles reivindicativos, los manifestantes han querido recordar la importancia estratégica del sector

El encarecimiento de los precios de los combustibles y de las materias primas por el conflicto de Ucrania ha sido la gota que ha colmado el vaso para que los profesionales del sector agroganadero se echen a las calles. Este domingo, Madrid ha acogido una macroconcentración que ha involucrado a miles de ganaderos, agricultores y cazadores bajo el lema “El mundo rural despierta”. Según datos de Delegación del Gobierno, se han movilizado unas 150.000 personas, pero los organizadores cifran la participación en 400.000. En el caso de Aragón, han desembarcado en la capital española un total de 64 autobuses.

Como consecuencia de la ofensiva de Rusia sobre territorio ucranio, tanto piensos como fertilizantes (bienes básicos para las actividades del sector) han visto incrementados sus precios, lo que ha suscitado el hartazgo y el hastío del mundo campesino. Esta movilización histórica ha notificado un “gran éxito” y ha abarcado cinco kilómetros, partiendo en torno a las 11.00 horas desde el Ministerio de Agricultura para acabar en el Ministerio de Transición Ecológica.

Denunciando la grave situación actual por medio de carteles reivindicativos, los manifestantes han querido recordar la importancia estratégica del sector. Urgen al Gobierno de España a establecer medidas concretas y un plan de choque para corregir el aumento de los importes de la energía, los hidrocarburos y las materias primas. El propósito es bien claro: garantizar el futuro del campo.

Una nutrida presencia aragonesa, sustentada en UAGA-COAG, UPA, Araga, Asaja y la Federación de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón, ha formado parte del numeroso conglomerado. Asimismo, han acudido miembros de las comunidades de regantes y de las cooperativas agrarias.

Uno de los colectivos que ha contado con más participantes ha sido el de cazadores, que han estado acompañados por perros y caballos. Han arremetido contra la protección al lobo y contra las “políticas anticaza” del Ejecutivo nacional.

Diferentes políticos aragoneses acuden a la concentración 

Representantes políticos de diferentes formaciones aragonesas no han faltado a la cita. En representación del Partido Popular, su secretaria general, Ana Alós, considera que las políticas del Gobierno de Sánchez “solo han empeorado la situación de deterioro que ya estaba sufriendo el mundo rural desde hace tiempo”. En este contexto, el PP ha presentado una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados para aprobar una batería de medidas que “aseguren la rentabilidad de la agricultura y la ganadería a través de una bajada urgente de impuestos”. En primer lugar, rechaza la política hidráulica “que se está apoyando desde los gobiernos de España y Aragón en lo referente a la eliminación de todo tipo de infraestructuras de embalses y paralización de nuevos regadíos”.

Además, los populares apuestan por establecer una flexibilidad de la PAC con un aumento de los anticipos para que los afectados puedan cobrar una mayor cantidad económica. Asimismo, piden a Moncloa un fondo extraordinario de 5.000 millones de euros en ayudas al sector. Por último, instaurar políticas que garanticen la disponibilidad de alimentos y revisar tanto el plan estratégico de la PAC enviado a Bruselas como el pacto verde europeo. “Estrategias como “de la granja a la mesa” no pueden ser un impedimento para que la agricultura pueda producir y seamos una Unión Europea que genere alimentos para nuestra gente”, ha concluido.

Mientras, el portavoz del grupo parlamentario de Vox, Santiago Morón, ha calificado las acciones que “pretende instaurar” el actual Gobierno central de “dictadura animalista de Pedro Sánchez”. “El gobierno socialcomunista no pisa la calle y vive de espaldas a los problemas de los españoles”, ha remarcado, al tiempo que ha añadido que “Sánchez está más preocupado de seguir su agenda globalista que criminaliza a ganaderos, agricultores y cazadores que de garantizar nuestra soberanía alimentaria”.

El PAR, tal y como acordó en su Comisión Ejecutiva, también ha estado presente en la manifestación en defensa del medio rural. Con el vicepresidente, Roque Vicente, y el secretario general, Alberto Izquierdo, a la cabeza, el partido ha insistido en su idea de que es “plenamente consciente” de que el medio rural forma parte de las señas de identidad de Aragón. “Hacen falta ya medidas concretas de apoyo desde el Estado y se debe tener en cuenta que Aragón necesita una financiación estatal que atienda al territorio y las personas”, ha explicado Vicente.

Por su parte, Izquierdo ha indicado que “algunos han descubierto ahora los pueblos, los campos o las granjas”. “Quienes vivimos en el medio rural aragonés sabemos que el PAR ha sido y es quien más ha luchado por esta tierra”, ha expuesto, antes de reafirmar el compromiso de su formación por “seguir trabajando para garantizar sus medios de vida, sus servicios y su porvenir”. “En los pueblos somos pocos y tenemos que trabajar unidos y por todos”, ha zanjado.

NOTICIAS DESTACADAS