Bruselas tiene el propósito de alcanzar en 2030 el 20% de la fabricación mundial de microchips

El Gobierno de Aragón y el sector industrial ya cuentan con “trabajo avanzado” para posicionarse en la carrera por atraer a España la producción de microchips, cuya fuerte demanda ha provocado fuertes tensiones entre las empresas, especialmente en la automoción. Una reindustrialización que moverá una inversión pública de 11.000 millones de euros en el décimo Perte que Moncloa quiere impulsar dentro del Plan de Recuperación.

Así, tal y como ha explicado la consejera de Economía, Marta Gastón, desde el Ejecutivo comenzaron estos trabajos el pasado año, sin conocer que se iba a movilizar un Perte, vistas las necesidades de la industria, lastrada desde hace ya un año por la falta de estos componentes, así como por las “posibilidades” de la Comunidad para acoger un proyecto de estas características. En cualquier caso, la responsable del ramo ha recordado que son las empresas quienes deben presentar las solicitudes.

Un impulso a la producción de chips en Europa que ya había adelantado el secretario general de Industria y Pyme del Gobierno de España, Raúl Blanco, en una reciente visita a Zaragoza, situando a la automoción como un “participante activo” en esa búsqueda de la “autonomía estratégica” de semiconductores, teniendo en cuenta las intenciones de Bruselas de alcanzar en 2030 el 20% de la fabricación mundial de microchips, “Estamos abiertos, seguimos con proactividad, en contacto con el Ministerio. Ojalá Aragón sea destino para un proyecto de este tipo. Estamos más que preparados”, ha afirmado Gastón.

Sánchez anunció este lunes el lanzamiento de este nuevo Perte sobre microchips y semiconductores, dotado con 11.000 millones de euros de inversión pública, catalogando esta producción de “un elemento básico de todos los sectores energéticos”, con “una importancia geoestratégica mundial en un contexto de transformación digital”. “El Gobierno quiere que nuestro país se sitúe a la vanguardia del progreso industrial y tecnológico”, avanzaba.

Inversiones desde el sector farmacéutico

Paralelamente, desde el Ejecutivo no se aleja la mirada de otros sectores estratégicos, con el objetivo de anunciar públicamente en próximos días una nueva inversión de una empresa farmacéutica, que ya ha solicitado la declaración de interés autonómico para un proyecto que generaría al menos 150 puestos de trabajo. No en vano, el Departamento de Economía lleva trabajando en esta iniciativa desde septiembre de 2019, “compitiendo con un buen número de comunidades de este país”, ha contado Gastón.

Aunque la consejera de Economía, como ya hizo este lunes el presidente de Aragón, Javier Lambán, amparándose en un “secreto de sumario”, no ha desgranado más detalles del proyecto, sí ha confirmado que “es ya una realidad”. “Es una alegría que después de tanto tiempo no solo venga una nueva empresa, sino que sea del sector farmacéutico, que debe ganar más peso en la Comunidad por las posibilidades y el talento de Aragón”, ha remarcado.