Aragón se sumergirá de nuevo en las altas temperaturas

Un fin de semana fresco y con poco aire pone el cierre a una semana de temperaturas agradables en toda la comunidad autónoma. Días a buena temperatura, noches frescas y algunas rachas de cierzo importantes han sido la tónica de la primera semana completa de julio. Un fresco que se despide, por ahora, de un Aragón que se sumergirá de nuevo en las altas temperaturas, que rondarán con facilidad los 40 grados.

Antes de esa poco ansiada ola de calor que llegará con el nuevo lunes, Zaragoza tendrá un fin de semana de aproximación a las altas temperaturas. Mínimas de 17 y máximas de 35 en un sábado caluroso, que sin embargo no llegará a los niveles del domingo, cuando las temperaturas mínima y máxima suban dos grados. Con el sol reluciendo durante todo el fin de semana, que el aire se pare tampoco ayuda a disfrutar de un refrescante paseo: rachas pequeñas y de muy poca velocidad para concluir la semana.

Excepto por el aire, se podría copiar el párrafo de la capital aragonesa para Huesca. El Alto Aragón amanecerá el sábado con unas mínimas de 16 grados y unas máximas de 32, que también subirán ligeramente el domingo. Algo más de aire durante todo el fin de semana, para descargar los fuertes rayos de sol que llegarán durante los dos días. El lunes, temperaturas aún más altas, pero con alguna dispersa, aunque sin riesgo de lluvia.

Si hay algo seguro en Teruel este fin de semana son las precipitaciones, aunque no de agua. El vino volverá a volar por la plaza del Torico a partir del mediodía en la capital del Bajo Aragón para celebrar la puesta del pañuelico y el regreso definitivo de las fiestas del Ángel. Unas festividades patronales que vienen de la mano de temperaturas más suaves que en las otras dos provincias (14 grados de mínima, 34 de máxima) y que mantienen la tendencia de un domingo un par de grados más caluroso. Mucho sol durante un fin de semana que se vivirá con mucha alegría y con muy poco viento.

NOTICIAS DESTACADAS