La batalla de Villar de los Navarros se recreará este sábado en la plaza de Herrera | Foto: La batalla de Villar de los Navarros

Agosto es, sin duda, el mes por excelencia de las vacaciones. Su llegada significa para muchos días de playa y de no trabajar, pero para otros también sinónimo de visitar y disfrutar del territorio aragonés con más detenimiento. Sin embargo, más allá del encanto de los propios rincones y localidades que guarda nuestra comunidad autónoma, este mes del año recoge además un buen número de citas con la historia y pasado de Aragón.

Si bien es cierto que algunas grandes citas y festejos populares ya han tenido lugar a estas alturas del verano, a falta de dos fines de semana para que el octavo mes del año concluya, municipios como Torralba de Ribota, Villar de los Navarros, Herrera de los Navarros o Rubielos de Mora preparan estos días grandes fiestas con los que rememorar su historia.

Desde este pasado viernes, por ejemplo, en Torralba de Ribota se realiza la recreación de la historia de la reconquista de la población por parte de los cristianos. La historia cuenta que el municipio era asediado por tropas moras sometiendo a la población a hambre y sed. Los vecinos estaban extenuados y se decidió capitular o rendirse para salvar a la población, con el envío de un emisario para hablar con el jefe de las tropas moras que, tras emboscarlo, pudo escapar y dar aviso a los vecinos cercanos de Cervera de la Cañada y Aniñón que acudieron a enfrentarse al ejército moro, muy superior en número.

Hay dos jornadas completas de programación en torno a la leyenda de la Virgen de Cigüela

La aparición e intercesión de la Virgen de Cigüela hizo que los cristianos ganasen la batalla que tuvo lugar en el denominado Barranco de Matamoros, situado en las faldas de la sierra de Armantes, junto al río Ribota. Así, a lo largo de dos jornadas completas se programan desfiles diurnos y nocturnos, recreación de campamentos y combates medievales, talleres de esgrima y tiro con arco, talleres de escritura antigua, teatro y danza medieval, de forja y de utensilios, etc. Otras actividades son exposiciones de armas y herramientas de tortura, cetrería, animación de calle, concierto de música clásica y medieval, así como la instalación de un mercado medieval en una población engalanada para estas jornadas.

En Villar de los Navarros y Herrera de los Navarros la celebración también tiene lugar este mismo fin de semana, aunque recuerdan un periodo histórico muy diferente. Allí, estos dos pueblos vecinos rememoran los acontecimientos que tuvieron lugar un 24 de agosto de 1837 a los pies del Santuario de la Virgen de Herrera. Carlistas e isabelinos lucharon en una batalla en la que Carlos V se hizo con la victoria absoluta ante los defensores de la reina Isabel.

El acto principal tendrá lugar este sábado, 20 de agosto, a las 21 horas, en Herrera de los Navarros. Y es que, tras un intenso proceso de ensayos y mucho trabajo, los vecinos darán vida a la representación teatral de la Batalla, bajo la dirección de Los Navegantes, con Jesús Pescador a la cabeza. Junto a esto también se ha instalado durante todo el fin de semana un campamento de época y habrá explicaciones sobre el combate, desfile de tropas, exhibiciones, talleres infantiles o degustaciones.

La recreación de la batalla Carlista se realiza intercalada entre los municipios de Herrera y Villar de los Navarros

Rubielos de Mora también volverá a la Edad Media el último fin de semana del mes

Por último, Rubielos de Mora será otra de las localidades que viaje al pasado, aunque lo hará una semana más tarde. Desde 1988, el último fin de semana de agosto, las calles de Rubielos de Mora vuelven a época medieval rememorando su pasado y recuperando una antigua forma del toro de embolado, el toro jubillo.

La villa, sus calles y sus gentes se engalanan de época. Tenderetes, puestos de venta, artesanos, recreaciones teatrales de etapas de la historia rubielana y danzas llenan la villa. Entre las recreaciones históricas destaca especialmente la Concesión del privilegio de ampliación en la celebración de ferias y mercados por el Rey Martin I, hecho ocurrido en 1400. También se celebran otros acontecimientos como la otorgación del título de villa.

Este año la cita tendrá lugar del 25 al 28 de agosto

El viernes es cuando tiene lugar la inauguración del mercado medieval, el pregón por las calles de la villa y recreaciones teatrales, además del toro infantil de carretilla en el recorrido del Toro Jubillo. Y es ya el sábado cuando se realizan numerosas actividades como el Capítulo Templario, representaciones teatrales, talleres y exposiciones sobre armamento del siglo XIII, así como demostraciones de combates y juegos para niños.

NOTICIAS DESTACADAS