Los tres incendios forestales han sido ocasionados por un rayo

La alta densidad de rayos y tormentas en algunas zonas de Aragón en esta pasada noche provocó que se desataran varios incendios forestales en la Comunidad Autónoma, aunque la mayoría, ya controlados. El que más preocupa es el iniciado en Oliete, en la provincia de Teruel, cuyo origen podría ser un rayo y estaría quemando matorral, principalmente.

Durante toda la noche han estado trabajando en él cuatro cuadrillas terrestres, tres autobombas y tres brigadas helitransportas. Además, se ha movilizado también un director de extinción con personal técnico. Mientras que, por parte de Protección Civil se habría activado Procinfo en situación 1 nivel 1 ante el incendio que se ha declarado en Oliete por el humo, pero se ha desactivado ya a primera hora de este jueves. Por ahora, la situación ha evolucionado bien durante la noche y se están retirando medios.

Por otro lado, también se habrían iniciado incendios forestales por rayos en Sigüés, en la provincia de Zaragoza, y en Bailo, en la provincia de Huesca. Ambos se han dado ya por controlados y en ellos habrían estado trabajando dos brigadas terrestres y una autobomba y cuatro brigadas terrestres y otra autobomba, respectivamente. En el caso de Bailo, además, fue necesario el corte de la A-132, que se ha reabierto con normalidad al tráfico a primera hora.

En cuanto al número de hectáreas calcinadas, por ahora los datos que se manejan es que el incendio de Sigüés habría quemado unas 20 hectáreas, mientras que el de Bailo habría afectado a unas 15 hectáreas.

NOTICIAS DESTACADAS