Jair despeja un balón en el choque. Foto: Cartagena

La falta de gol y una injusta expulsión condenaron al Real Zaragoza a su primera derrota de la temporada. Un golazo de De Blasis -polémico otra vez por posible mano- dejó muy tocados a los de Carcedo, que a pesar de todo lo intentaron hasta el final. La falta de gol volvió a marcar el partido de un equipo que, a la vista está, necesita un 9.

Carcedo apostaba por Cristian en portería amparado por Jair y Francés. Fran Gámez comenzaría en el lateral derecho y sorpresa en el izquierdo. Nieto ocupaba el sitio de Chavarria en un enigmático cambio. Centro del campo para Jaume y Manu Molina con segunda línea para Bermejo, Francho y Vada. Arriba, Giuliano pelearía por el gol. El exzaragocista Ortuño junto a De Blasis y Musto se convertían en las más serias amenazas.

Comenzaba más fuerte el Cartagena, que contaba con dos ocasiones para ponerse por delante. Especialmente clara fue la de De Blasis en el 12, que obligaba una vez más a emplearse a fondo a Cristian, el que no falla. Y antes del 20, Bermejo filtraba un balón para Fran Gámez, que se internaba en el área, pero el centro rebotó en un central y en el propio lateral para irse a saque de puerta.

Un disparo de Bermejo ya por el 25 y una internada del Cartagena en el 34 que no acierta a rematar Mikel Rico fue lo más destacado. La intensidad era máxima en el estadio de Cartagonova, e incluso se pudo cantar -en la zona visitante- un golazo de tijera. Giuliano era el más activo por parte de los maños en un duelo que, a pesar de la intensidad, carecía de ocasiones reales. A punto estuvo de marcar el delantero allá por el 40 sin éxito. Poco más de una primera parte que llegaba a su fin.

Segunda mitad con polémica

Sin cambios al comienzo de la segunda parte, con un balón envenenado por parte del Cartagena en una falta lateral que terminó por encima del larguero cuando corría el 49. Otra vez Giuliano recuperaba un cuero en el 56 y se la llevaba entre varios defensores logrando rematar. A punto estaba de colarse en la meta de Marc Martínez y, a continuación, el 20 lograba sacar una tarjeta a Datkovic. Sería Vada quien centrase, y aunque el balón se paseaba por el punto de penalti, terminó en nada.

Bermejo por Mollejo y Manu Molina por Petrovic eran los primeros cambios de Carcedo. Jansson protagonizaba la más peligrosa de los locales hasta el momento en el 67, cuando remataba desde el suelo un pase de Ortuño, pero Cristian resolvía sin problemas. A todo esto, Narváez y Larra serían los nuevos llamados en la tarea de desatascar el partido.

Problemas para el Real Zaragoza, que se quedaba con 10 tras la segunda amarilla de Jaume Grau. Un castigo excesivo para un pequeño braceo en el centro del campo que no tenía ningún peligro. Injusta, pero poco importaba porque había que amarrar al menos un punto. Y en el 82, De Blasis controlaba, dejaba sentado a Larrazábal y, por desgracia, el gol subía al marcador. Tocaba la remontada demostrada en pretemporada.

Otra sorprendente expulsión, esta vez a Musto en el 88, permitía al Real Zaragoza igualar fuerzas. Un manotazo a Simeone ofrecía una falta idílica para Larrazábal. Y ahí quiso reivindicarse el vasco, pero se marchó por encima del larguero. Tampoco lo logró Mollejo, que peleó tanto que acabó con amarilla por protestar. Y tras ocho minutos de añadido en igualdad de condiciones, el colegiado pitaba el final para confirmar que, por primera vez, el Real Zaragoza se quedaba sin premio. Los maños tienen actitud y buenas sensaciones, pero necesitan un 9 cuanto antes.

LO MÁS VISTO