Esta extensión del decreto se ha anunciado en la primera sesión de las Cortes

El decreto ley de ayudas directas para paliar los daños del incendio de Ateca, aprobado el pasado 12 de agosto, se extenderá al resto de zonas afectadas este verano en Aragón por el fuego. Es el anuncio que ha dejado el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, en su intervención en el primer pleno de las Cortes, donde ha comparecido a petición de Ciudadanos e Izquierda Unida.

En el momento de publicación en el BOA, Olona argumentó que solo se aplicaban a esa localización determinada por su situación de “excepcionalidad”, tanto por los daños del fuego como por las heladas de este invierno y los anteriores. Por esto, aseguró, la agricultura y la ganadería corrían riesgo de desaparecer si no se tomaban medidas. Ahora, Nonaspe, Mequinenza, la comarca de Tarazona y el Moncayo y otros puntos donde se han producido “daños graves” podrán acogerse a este modelo. Serán los propios agricultores, ganaderos y comunidades de regantes afectados los encargados de elaborar su declaración de daños.

Más de una hora ha durado el debate en la cámara sobre los incendios forestales de este verano y la gestión forestal. Era uno de los puntos centrales del día y Olona ha resaltado su “complejidad”, puesto que a su juicio intervienen muchos factores. Lo principal, ha dicho, es que la Comunidad ha vivido un cambio de paradigma, con el fuego afectando a más zonas agrícolas y quedándose a las puertas de algunas poblaciones.

Por ello, ha insistido en que ya no se trata de un problema únicamente forestal, sino de protección civil. Incluso “aumentando el presupuesto para prevención y extinción”, ha declarado, no se ha podido hacer frente a estas amenazas. Se trata, entonces, de “reorientar” esta cuestión e integrarla dentro de la política agraria y la reordenación del territorio. Ese cambio, ha enfatizado, requiere de decisiones políticas y “grandes esfuerzos”.

Olona ha comparecido a petición de Izquierda Unida y Ciudadanos

Bajo esta premisa principal, Olona tampoco ha ignorado algunos de los puntos calientes alrededor de la conversación, como la limpieza de los montes. “Las 2,7 millones de hectáreas” en Aragón, tal como ha afirmado, “no son un jardín que se pueda limpiar”. La “mejor prevención”, ha argumentado, radica en el “uso sostenible y el aprovechamiento de la biomasa”, unos recursos “gravemente infrautilizados”. Para esto, ha pedido recurrir a la colaboración público-privada, ya que cree “iluso pensar que solo la administración puede actuar sobre todo eso”.

En la primera sesión plenaria del curso, ha tenido tiempo hasta para reconocer “la lentitud del plan forestal”, algo “difícilmente justificable” pese a que su aprobación está próxima, y ha trasladado su apoyo a los Agentes de Protección de la Naturaleza por la polémica generada alrededor de la ley de montes. “Con lo que no estoy de acuerdo es con una norma creada cuando se sobreexplotaba y ahora tiene el problema contrario”, ha matizado.

La relación del cambio climático con los incendios ha sobrevolado también la Aljafería. Es, para el responsable de agricultura, “el escenario desfavorable” sobre el que hay que combatir, aunque no todas las formaciones lo ven del mismo modo. Mientras Vox le ha quitado hierro, Podemos, Izquierda Unida y CHA sí lo han resaltado. Eso sí, en ningún caso como la única causa.

Izquierda Unida carga contra Olona por la empresa Land Life

El debate se ha intensificado cuando IU ha puesto sobre la palestra la figura de la empresa Land Life, causante del incendio en Ateca. Su portavoz, Álvaro Sanz, ha pedido conocer la relación de la compañía con la DGA. De acuerdo a sus palabras, las condiciones en la zona ya eran complicadas, con avisos de calor extremo, pero la chispa la puso no prohibir o “delimitar sus actividades”.

Las recomendaciones, ha seguido, “no tienen validez en este contexto”. Del mismo modo, se ha referido también al estado de los montes, reclamando no caer en el “populismo” ni en la externalización de los servicios, que para él es “lo que piden las derechas”. De fondo, existe para Sanz otro tema como el abandono del medio rural, que tampoco mejora las cosas.

Olona se ha mantenido firme en la postura de no prohibir los trabajos. “Sería un grave error, lo fácil”, ha añadido, a lo que IU ha respondido que si fueron a la fiscalía reconocen “que había un delito” en las labores de Land Life.

Ramiro Domínguez (Cs): «La empresa pública no da de sí, hay que echarle una mano»

El parlamentario de Ciudadanos, Ramiro Domínguez Bujeda, ha manifestado que la administración pública no puede cargar con toda la limpieza de los montes y “hace falta echarle una mano”. Y por ello, ha precisado que existen “cuatro grandes empresas de silvicultura que cotizan en Aragón con más de 800 empleados” que pueden servir de ayuda.

No obstante, lo prioritario para Cs es conseguir a través del plan de gestión forestal que los fuegos “sean menos virulentos”. Intentan contrarrestar de este modo el hecho de que “cada vez hay menos gente en los pueblos” y, por tanto, el medio natural “se cuida menos”. La solución, ha concluido, pasa por “la inversión” y que después de las catástrofes se reduzca la burocracia y las ayudas lleguen antes a los damnificados, algo en lo que coincide el PP y han hecho saber en los últimos compases del debate.

NOTICIAS DESTACADAS