En términos intertrimestrales, la variación del PIB regional en el segundo trimestre de 2022 fue del 0,8%, tasa dos décimas superior a la registrada en el trimestre precedente (0,6%)

La variación del PIB en Aragón respecto al trimestre anterior se sitúa en el 0,8%, dos décimas por encima de la registrada en el primer trimestre del año según las estimaciones provisionales realizadas por el Instituto Aragonés de Estadística a partir de los datos avance de la Contabilidad Nacional Trimestral publicados por el INE. En comparación al mismo trimestre de 2021, se registra un crecimiento del 6,1% y en cuanto a los sectores productivos, presentan también una evolución positiva este segundo trimestre a excepción del sector primario.

En el segundo trimestre del año, el Producto Interior Bruto aragonés registró un crecimiento del 6,1% respecto al mismo trimestre de 2021, nueve décimas por encima del dato registrado en el primer trimestre de 2022 (5,2%). Esta tasa de crecimiento interanual es inferior en dos décimas a la registrada para el conjunto de España (6,3%), pero se sitúa dos puntos y una décima por encima de la alcanzada por el conjunto de países de la Unión Europea (4,0%).

En términos intertrimestrales, la variación del PIB regional en el segundo trimestre de 2022 fue del 0,8%, tasa dos décimas superior a la registrada en el trimestre precedente (0,6%). La cifra se sitúa tres décimas por debajo de la variación experimentada por el conjunto de España (1,1%), pero es superior en dos décimas al registro alcanzado por la media de la Unión Europea (0,6%).

Desde el punto de vista de la demanda, la evolución interanual seguida por la economía aragonesa se explica tanto por el favorable comportamiento de la demanda interna como de la demanda externa, que contribuye positivamente al incremento del PIB regional durante el segundo trimestre del año.

Por lo que respecta a la demanda interna, el gasto en consumo final de hogares aragoneses crece un 2,1% respecto al mismo trimestre de 2021. Esta tasa es inferior en un punto y una décima a la registrada por el conjunto nacional (3,2%). Por su parte, el gasto en consumo final de las Administraciones Públicas aragonesas disminuye un 2,0% anual, dato seis décimas por debajo de la media nacional (-1,4%).

Respecto a la formación bruta de capital, la inversión en bienes de equipo registra un crecimiento del 19,3% anual, cinco puntos y tres décimas superior al dato promedio del país (14,0%). Finalmente, y tras tres trimestres de caídas, la inversión en construcción presenta un aumento interanual del 7,2%, a comparar con el dato relativo levemente inferior experimentado por la media de España durante el período (7,0%).

Con los datos disponibles en materia de sector exterior, las exportaciones aragonesas de bienes y servicios aumentaron un 13,9% respecto al segundo trimestre de 2021, frente a la superior tasa de variación positiva anual que registra el conjunto nacional (18,5%). Por otro lado, las importaciones regionales de bienes y servicios se reducen un 12,2% respecto al mismo trimestre del año anterior, dato inferior al registro positivo del 10,4% interanual obtenido por la media del país.

Desde la óptica de la oferta, en el segundo trimestre del 2022 los sectores productivos de la economía aragonesa registraron una evolución positiva, excepto el sector primario. La industria manufacturera regional lidera el crecimiento de la oferta en la Comunidad Autónoma durante el segundo trimestre del año con un crecimiento interanual de su valor añadido bruto del 8,3%, dato cinco puntos y cinco décimas superior a la media del país (2,8%).

En cuanto al sector servicios, su valor añadido bruto crece el 6,5% respecto al mismo trimestre de 2021, un punto y dos décimas por debajo del registro promedio nacional (7,7%). La principal rama de comercio, transporte y hostelería se incrementa en Aragón el 17,0% anual durante el segundo trimestre de 2022, frente al aumento del 21,8% experimentado por el conjunto nacional.

Por su parte, el valor añadido bruto de la construcción crece un 3,4% anual, registro peor que el anotado por el promedio de España (5,0%).

Finalmente, el sector primario, que engloba las actividades de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, presenta un retroceso del 2,9% en la evolución de su valor añadido bruto durante el segundo trimestre del ejercicio, tasa idéntica a la registrada por el conjunto de España (-2,9%).