Juan Carlos Carcedo dirige al Real Zaragoza en pretemporada. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

Lo que a comienzo de la temporada se veía como algo imperioso, apenas ha durado un mes. En el Real Zaragoza han pasado cuatro partidos hasta que se ha reculado en el objetivo del ascenso tras sumar únicamente dos puntos de 12 y encontrarse en descenso. Primero fue Alejandro Francés el que aseguró que el vestuario había reculado para dar paso al “partido a partido” y ahora ha sido el míster, Juan Carlos Carcedo. Ambos lo hacen en el momento en que se ha dado a conocer que el cuadro maño es el séptimo en límite salarial, con más de 10 millones.

El entrenador ha apelado a la lógica y a lo que todo el zaragocismo ha visto. “No puedes estar vendiendo cosas que no se están dando”, ha declarado en rueda de prensa. Hay que ir a Ponferrada a conseguir los tres puntos, y a partir de ahí, “volver a ilusionarse”. Y ha ido a más haciendo propias las palabras del canterano. “Firmo ese discurso porque hay que ser realista”, ha sostenido en su comparecencia.

En este mismo sentido, el míster ha reconocido que a estas alturas “todos esperábamos haber tenido más puntos”. Las sensaciones “no habían sido malas en los primeros partidos, pero se refrenda con puntos”. En descenso, las sensaciones no valen, pero el equipo está con ganas. A la prensa no le permiten ver más de 15 minutos, pero Carcedo afirma le hubiese gustado que diese para más. “Me gustaría que la gente pudiese ver la previa del otro día, cómo estaba todo el grupo y sus ganas de dar una alegría”, ha insistido.

Sin mercado del paro

Todo apunta a que el famoso extremo no va a llegar, según ha asegurado Carcedo. “Cuanto más tiempo pasa, más costaría que viniese un jugador. El club sigue trabajando, pero eso no quiere decir que vaya a venir nadie. Cuanto más tiempo pasa, más difícil es”, ha sostenido. Por lo tanto, el equipo parece que se queda como está.

En la comparecencia, Carcedo ha hablado de ellos, y hay posibilidades de que entren en el 11. Cada semana van evolucionando, se adaptan y se van dando a conocer. Además, adquieren poco a poco los automatismos de sus compañeros, así que a estas alturas “van teniendo más posibilidades” de entrar ser titulares. El duelo ante la Ponferradina “va a ser importante y hay que tirar de todos”.

Uno de los refuerzos es Gueye, que acompañado de Simeone, podría permitir al cuadro maño jugar con dos delanteros. Además, Azón está más cerca de volver y la semana que viene podría ejercitarse con el grupo. Por su parte, Mollejo, que siempre ha partido desde el banquillo, “está perfectamente”. Cuando llegó lo hizo tras jugar en Tenerife, que compitió en el playoff hasta el último momento.

10,1 millones de presupuesto

El Real Zaragoza afronta esta temporada con su presupuesto más alto desde que se encuentra en Segunda División. Con 10,1 millones de límite salarial, el cuadro maño se ubica en la zona noble de la tabla, con solo seis equipos más poderosos en el plano económico. Primero toca sacar la cabeza de los puestos de descenso, pero acercarse a la zona alta es la segunda obligación.

NOTICIAS DESTACADAS