Avanza no ve bien que el comité esté perjudicando directamente a sus clientes con los paros parciales | Foto: Laura Trives

Lejos de acercar posturas, el conflicto del bus continúa sin acuerdo. Este martes, la concesionaria de la red de autobuses urbanos de Zaragoza, Avanza, y el comité de empresa volvieron a mantener una reunión en el SAMA que ha dejado las negociaciones rotas y sin previsión, al menos por ahora, de volver a reunirse las dos partes.

Si bien es cierto que en esta ocasión la empresa aceptó la propuesta que había planteado el órgano de mediación con la condición de que esta fuera sometida a referéndum en la plantilla y se suspendieran los paros, el comité se negó a sacarla adelante, pues consideran que es «incompleta» e «insuficiente».

La empresa asegura que, por su parte, se está realizando un esfuerzo «muy por encima de nuestra posición y nuestras posibilidades» y con el objetivo central de poder cerrar el convenio. Por eso, no entienden la posición del comité y creen que estos tienen «una estrategia de forzar y de realizar paros» con la que desconocen hasta donde quieren llegar.

«La situación es muy complicada. El esfuerzo que se hizo ayer esta fuera de lo medianamente racionable. No se están negociando despidos, ni bajadas salariales. Estamos hablando de que un trabajador medio con cinco trienios acabaría con 41.800 euros, una subida de casi el 17% respecto al 2020. Pero es que una persona que entrara nueva serían 36.900 euros. Con estas cantidades es bastante incompresible que el comité no permita ni que los trabajadores puedan votar», ha recriminado el director de Avanza, Guillermo Ríos.

Sin embargo, el presidente del comité, José Manuel Montañés, ha afirmado que esta propuesta se centra en los aspectos económicos, pero no trata otros temas de importancia para la plantilla como pueden ser el registro de jornada fichando al entrar y al salir o las reducciones de jornada. «Nosotros lo dijimos bien claro. Si hay una negociación nos podríamos haber planteado desconvocar los paros o suspenderlos mientras dure la negociación. Pero si no hay propuestas, sino un ultimátum como el que hubo, los paros siguen», ha incidido Montañés.

Por ahora, las partes no saben cuando volverán a reunirse, pero lo que sí van a continuar serán los paros parciales en el servicio de bus urbano. Estos continuarán diariamente, de lunes a domingo, en tres franjas horarias, con duración de una hora en torno a las 8.00 horas, las 14.00 horas y las 19.00 horas.

NOTICIAS DESTACADAS