Fuendetodos vuelve este fin de semana al siglo XVIII con una nueva edición de la Semana Goyesca

Ese 31 de marzo de 1746 en Fuendetodos era un día especial. Las damas sacaban sus mejores vestidos y los fulares y sombreros eran aquellos que solo se usaban en días de fiesta y jolgorio. Los caballeros también iban elegantemente trajeados con sus chalecos y pañuelos de bolsillo. Era un día especial porque había un bautismo y las campanas de la iglesia ya repiqueteaban anunciándolo. El bebé bautizado era Francisco José de Goya y Lucientes, un niño nacido en el seno de una familia humilde. Entonces era imposible saberlo, pero años más tarde se convertiría en uno de los pintores más ilustres en la historia de la pintura universal. Este 17 de septiembre de 2022 es un día especial en Fuendetodos y las damas y caballeros volverán a sacar sus mejores galas, pues el bautismo volverá a celebrarse esta vez con la actriz Luisa Gavasa como madrina. Y es que Fuendetodos vuelve este fin de semana al siglo XVIII con una nueva edición de la Semana Goyesca.

La Maja de Goya es una de las novedades de este año y ese importante título lo lleva con honor y honra Luisa Gavasa. Después de que las autoridades locales la hayan recogido y acompañado hasta la casa de Goya, ha comenzado la subida hasta la iglesia de Fuendetodos donde el sonar de la dulzaina y de la gaita ha sido la banda sonora de un momento muy especial. Allí, rodeado de todos los vecinos convenientemente ataviados, Francisco de Goya ha sido bautizado con una madrina de honor.

Y, después, un salto en el tiempo ha llevado a Fuendetodos a aquel momento en el que Goya pintó La Caza de la Codorniz, un cartón para tapiz con una escena costumbrista. La plaza de la Constitución se ha llenado así de recreadores que han hecho que el lienzo del pintor aragonés cobrase vida propia. El color, las formas y lo contemporáneo ha llegado hasta el siglo XVIII gracias a Boa Mistura, artistas que han presentado la nueva incorporación al Goya Street Art Museum del municipio.

Y no hay mejor lugar en el que parar a descansar que en la Pradera de San Isidro. Y por eso, el verde de la hierba, el azul del cielo y la brisa agradable de aquellos días en los que ya se acaba el verano han sido idóneos para que la Asociación Goyescos de Fuendetodos y los Goyescos de Zaragoza recreasen el icónico lienzo del aragonés. Después, unas migas para todo el pueblo han servido para reponer fuerzas y prepararse para la programación de la tarde.

Volar una cometa, mantear un pelele o jugar a la gallinita ciega eran las diversiones tradicionales en el siglo XVIII y por la tarde la Pradera de San Isidro se ha llenado de pequeños y mayores que no podían perder la oportunidad de jugar como se hacía entonces. Después, ha tenido lugar la recreación de «La gallinita ciega» y el concierto de «Un piano y 200 velas» ha puesto el toque musical a la jornada más importante de esta semana.

Y para este domingo, las Fiestas Goyescas culminarán con la recreación de algunos de los lienzos más conocidos del pintor por parte de los escolares del Colegio Sagrada Familia de Zaragoza y luego habrá una degustación sorpresa.

«Hacer cada año estas jornadas es una alegría inmensa porque que venga tanta gente hasta Fuendetodos que somos un pueblo muy pequeño nos ayuda mucho. Este año además hemos hecho lo de la Maja y comidas populares que ayudan a dar vida a pueblo y a seguir potenciando la figura de Goya», ha relatado Enrique Salueña, alcalde de Fuendetodos.

NOTICIAS DESTACADAS