Imagen de archivo de un embalse de Aragón

El agua almacenada en los embalses de la cuenca del Ebro ha ascendido esta semana a 6.471 hectómetros cúbicos, lo que supone el 85 % de su capacidad, según ha informado la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). Así, en la última semana, su volumen hídrico ha crecido 4 puntos.

En la misma semana de 2019, la situación era de 5.642 hectómetros cúbicos, el 74% del total. Es decir, los embalses superan la cantidad de agua acumulada en la misma semana de 2019.

El promedio de los últimos cinco años, de 2015 a 2019, para esta misma semana, fue de 5.702 hectómetros cúbicos. En la actualidad se supera la reserva promedio de los últimos cinco años (de 2015 a 2019), y se está por encima de la cifra de 2019 y del mínimo, que se produjo en 2018 con 5.460 hectómetros cúbicos, el 71% de la capacidad total.

Asimismo, para la margen derecha del Ebro, la actual reserva es de 467 hectómetros cúbicos, el 74% de su capacidad. Hace un año, la situación de esta zona era de 445 hectómetros cúbicos (el 70%), mientras que el promedio de los últimos cinco años se sitúa en 382 hectómetros cúbicos, el 60% del total.

La energía hidroeléctrica potencial en esta fecha es de 3.444 gwh, lo que representa un 80% de la capacidad máxima de la cuenca.

NOTICIAS DESTACADAS