En la actualidad, el número total de camas libres alcanza las 1.549

La ralentización de esta quinta ola de coronavirus en Aragón, cuarta a nivel nacional, no impide que la situación sanitaria comience a agravarse conforme se confirma el aumento de casos positivos. El portal de transparencia de datos de Covid-19 del Gobierno de Aragón arrojó el pasado viernes que el número de camas ocupadas por pacientes asciende a 378, 58 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y 320 en planta.

Un hecho preocupante teniendo en cuenta que hace siete días los datos reflejaban 343 pacientes con 53 en UCI y 290 en planta y, a su vez, el pasado 9 de abril las estadísticas eran algo más de 280 ingresos que contabilizaban 42 en UCI y 241 en planta. Una escalada exponencial de seis ingresos graves cada semana que comienza a recordar a lo sucedido en olas pasadas.

En la actualidad, el número total de camas libres alcanza las 1.549, lo que supone 92 camas UCI con respirador, 13 camas UCI sin respirador y 1.444 en hospitalización convencional. Diariamente se realizan alrededor de 2.500 pruebas PCR y de antígenos con un índice de positividad media cercano al 9,5% y algo menos del 50% son asintomáticos.

Esto, sumado al paulatino ascenso de nuevos casos covid, este domingo 154, en la capital aragonesa 120 contagios, en Huesca 23 y Teruel nueve, indica que la presión hospitalaria podría agravarse en las próximas semanas. Por otro lado, esta jornada 182 pacientes recibieron el alta médica y la llegada de la vacuna de Janssen se estrenó este fin de semana con la inoculación a más de 4.000 personas.

LO MÁS VISTO