El presidente del COE, Alejandro Blanco, ha sido el encargado de presentar ante el tejido social y económico aragonés los beneficios que tendría acoger unos JJOO de Invierno

Una audiencia total de 1.920 millones de espectadores, un 28% de la población mundial, 1.600 millones de videos en redes sociales o casi 160.000 de horas en televisión y medios digitales. Estos son solo algunos de los datos de impacto mediático que han dejado en Pionyang los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 y que, como mínimo, tendría un evento similar realizado en los Pirineos aragoneses y catalanes en 2030, como es el deseo del Gobierno de Aragón, del COE y del Ejecutivo central.

El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, ha sido el encargado de presentar ante el tejido social y económico aragonés los beneficios que tendría acoger unos JJOO de Invierno, que mueven a unos 3.500 deportistas olímpicos y paralímpicos, más los técnicos, entrenadores, medios de comunicación, público y miembros de los cien países que participarían. “La imagen del territorio se multiplica, así como nuestra capacidad de organización, de crear infraestructuras y de acoger a todos los visitantes”, ha incidido.

Todo ello con gasto “cero” en presupuesto operativo, que según los “datos reales”, se eleva a los 1.400 millones de euros, de los que 900 son aportados por el Comité Olímpico Internacional y el resto se recupera a través de patrocinadores y derechos de televisión. “Otra cosa será el presupuesto de infraestructuras, pero la organización de los Juegos no cuesta ni un euro”, ha aseverado Blanco, que por la tarde visitará Jaca para presentar el proyecto a empresarios e instituciones del Pirineo.

Una inversión en infraestructuras que será decisión de las instituciones públicas, con el convencimiento de que “debemos ser comedidos y hacer realmente las que tengamos que hacer”. “Será una fuente de riqueza para los habitantes. No se puede discutir que el retorno de una candidatura siempre es positivo, mejora la imagen del país y genera puestos de trabajo”, ha resaltado el presidente del COE, destacando la importancia de dos aspectos clave en esta candidatura: la sostenibilidad medioambiental y el cambio climático.

Llamamiento al consenso político y social

Pero, más allá de infraestructuras y de gasto, la “gran fuerza” de esta candidatura, cuyo nombre, que ha generado la principal fricción entre la DGA y la Generalitat, no se ha desvelado, es el “entendimiento social” y demostrar “que somos capaces de organizar algo juntos”. “Vamos a tener dificultades, seguro. Alguna declaración nos hará retroceder tres meses, seguro. Pero tenemos que olvidar y apartar situaciones para conseguir que este proyecto salga adelante. Los grandes beneficiados serán las personas del territorio, las regiones, las comunidades y este maravilloso país”, ha asegurado.

Así, ha recordado el presidente del COE que el “gran éxito” de los Juegos de Barcelona “no fueron las instalaciones ni la organización”. “Lo que no se ha superado es la implicación de todos los ciudadanos en esos Juegos. Todo el mundo se implicó, y eso deberíamos hacer en Aragón y en Cataluña. Lo necesitamos más que nunca”, ha afirmado.

Y, para Blanco, ese debe ser el gran triunfo de la candidatura, construir un relato que “va más allá de la regeneración del territorio y de organizar unos Juegos”, sino de “ser capaces de organizar algo juntos”. “Hemos conseguido que nos sentemos a la mesa Aragón, Cataluña y España, olvidando las ideas para plantear un proyecto común. Ha costado mucho, pero hemos sido capaces de sentarnos, pensar, planificar y trabajar todos juntos. Si no somos capaces de hacerlo, no habrá posibilidades de ganar, ni de jugar el partido”, ha mantenido.

El camino a seguir

Ahora, el trabajo de la candidatura será en silencio, con una comisión técnica, formada por tres miembros del Gobierno aragonés, otros tres de la Generalitat y los mismos de Moncloa y del COE, y que preparará la estructura técnica de la candidatura. En marzo, tras los JJOO de Pekín, “habrá que tener toda la candidatura consensuada” para presentarla en público, antes de que a principios de 2023 anunciarán el organizador de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030.

LO MÁS VISTO