El acusado ha aceptado esta mañana en la Audiencia Provincial de Zaragoza el año de prisión

Un hombre ha aceptado la pena de un año de prisión y el pago de 125.000 euros por la venta de dos coches y una moto de “exclusivo y considerable valor” de sus primas, a las que guardaba en un garaje estos automóviles y que desconocían que su familiar hacía estas ventas.

El acusado guardaba, con la autorización de sus primas, varios vehículos, según la Fiscalía, de “exclusivo y considerable valor” en una nave del polígono industrial de Cogullada en la ciudad de Zaragoza. Este hombre también se encargaba de las ventas cuando sus familiares “se lo encomendaban”.

Según el escrito de acusación, este hombre cambió la titularidad de tres vehículos, allí guardados, y los vendió sin el permiso de sus propietarias. Todo realizado a través de sociedades interpuestas y con documentación de sus primas y de la empresa que gestionaba todas las ventas.

Este hombre llegó a vender un coche Triumph T35, un BMW y una motocicleta Harley Davidson. El Triumph y la Harley fueron vendidas a dos personas diferentes por un precio total de 37.000 euros. El BMW fue vendido a una empresa alemana, de la que se desconoce el precio exacto pero, según la Fiscalía, podría rondar entre los 115.000 y los 215.000 euros.

Las primas han llegado a un acuerdo con su familiar por el que pedían dos años de prisión y el pago de 187.000 euros. Sin embargo, ambas partes han acordado el año de prisión, a la cual no entrará porque está sin antecedentes, y el pago final de 125.000 euros a sus primas.