La inversión empresarial es “la gran rezagada” de esta recuperación económica

Ibercaja ha rebajado las previsiones que realizó en el cuatrimestre anterior, por lo que ahora ha estimado un incremento del PIB para 2021 del 4,6% en Aragón y del 5,1% en España. La reducción es de 2,8 y de 1,4 puntos respectivamente. Así, parte de esta rebaja se traslada a un mayor crecimiento en 2022, concretamente del 7,4% en la Comunidad y del 7,2% en el conjunto del país.

Todos estos datos los ha presentado este martes la entidad financiera en el número 74 de la revista Economía Aragonesa, donde ofrece sus previsiones para este año y los dos siguientes. Los principales temas tratados han sido la crisis de suministros, el mercado laboral y la recuperación económica, que se ha visto ralentizada por el retraso en la llegada de los fondos europeos Next Generation.

En cuanto a la crisis de suministros, “creemos que el freno que se está produciendo en el PIB en Aragón se está perdiendo sobre todo por la industria, que ha ido a peor”, ha explicado el jefe de Análisis Económico y Financiero de Ibercaja, Santiago Martínez. “Es algo que en julio ya se empezaba a ver, pero creíamos que iba a ser algo puntual y, en cambio, se ha agudizado en los últimos meses”.

Este problema se debe a la falta de suministros sumado al aumento de precios que han castigado a las industrias y “muy en particular” a la automoción y al material de transporte. La evolución desde 2019 hasta agosto de 2021 ha pasado de crecer por encima del 10% a caer más de un 20%, tal y como ha apuntado Martínez, “lo que ha marcado este empeoramiento de la industria”. Aunque también ha señalado que hay sectores que lo han hecho “bastante bien” como el de plásticos o el de químicos y farmacéutico.

Así pues, “creemos que esta fotografía de Aragón, como una economía productiva y que compite bien en entornos complicados, se mantiene y que simplemente la recuperación se ha retrasado por estos problemas de suministros que, desgraciadamente, van a continuar unos trimestres, pero que esperamos se resuelvan a lo largo del próximo año o, como muy tarde, en 2023”, ha afirmado el jefe de Análisis.

Retraso en la recuperación económica

La inversión empresarial es “la gran rezagada” de esta recuperación económica. Esto es así por tres factores, el primero es porque “no hay nitidez en el futuro”, por la incertidumbre. Si las empresas no tienen claro cuál es el camino, «tienden a aplazar sus decisiones de inversión», ha destacado el director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Ibercaja, Enrique Barbero. La segunda es porque «hay dudas sobre posibles cambios en ámbitos muy importantes para el desarrollo de la actividad empresarial», como el mercado energético o el mercado laboral. Y el tercer asunto es “el manifiesto retraso sobre las previsiones iniciales de la llegada de los fondos europeos Next Generation”. Estos tres factores son los que están frenando la inversión, una cuestión clave para la recuperación económica de la Comunidad.

Además, para resumir la situación económica actual, “se nos ocurrió una fórmula en la que hay seis palabras que empiezan por la letra “i” y que definen el momento”, ha explicado Enrique Barbero. Esas palabras son incertidumbre, inflación, inversión empresarial, inyecciones (en el plano sanitario y económico), investigación e innovación.

Exportaciones y mercado laboral

El director de Comunicación ha resaltado la aportación de las ventas al exterior que “entre enero y agosto han obtenido un positivo comportamiento en Aragón, sobre todo en sectores como la alimentación y bienes de consumo duradero». Aunque en el caso de la automoción y los productos energéticos, debido a la problemática de los suministros y el encarecimiento de los precios, respectivamente, «han decaído sus exportaciones en los últimos meses».

También ha subrayado la «positiva» evolución del mercado laboral en Aragón. El mejor dato lo aporta la tasa de paro, que en el tercer trimestre se situó en el nivel más bajo desde 2008 (8,8%), siendo la Comunidad con una menor tasa de paro de España. Sin embargo, ha explicado Barbero, esta reducción no se debía a una mayor ocupación, “sino a la bajada del número de parados y de la población activa”.

Además, en Aragón crece la afiliación, pero por sectores sigue habiendo “fuertes diferencias”. Hay una serie de sectores que lo han hecho “muy bien y sin embargo otros han sufrido”. Han mejorado en estos trimestres, pero aún tienen una fuerte destrucción de empleo en Comercio y, sobre todo, «con gran diferencia» en Hostelería.

Monográficos de esta edición

Bajo el título “Un vistazo estratégico al horizonte de un nuevo sistema de valor de la movilidad en España”, el socio fundador de la consultora InovaLabs Digital, Alberto Casal, ha analizado las nuevas voluntades y fondos que se han aprobado en Europa tras la crisis del coronavirus y que van a permitir iniciar un plan común que tiene como objetivo acelerar las transformaciones digital y sostenible en la industria nacional.

Por su parte, la catedrática de Economía Aplicada de la Universidad de Zaragoza, María Dolores Gadea, y la profesora en este mismo departamento de la Universidad de Zaragoza, Vanessa Azón, reflejan en el segundo monográfico de esta edición, “Déficit y deuda: una asignatura pendiente en la economía española”, el relevante impacto que han recibido las cuentas públicas españolas durante la pandemia originada por la Covid-19.

En el estudio “Empleo y Covid. Crisis y ¿Recuperación?”, sus autores, el director del departamento de Análisis y Estudios de CEOE Aragón, José María García, y la analista de este departamento de CEOE Aragón, Beatriz Callén, han repasado el profundo impacto de la crisis económica de 2020 sobre el mercado laboral y el tejido empresarial de Aragón, diferenciando la evolución en tres fases temporales distintas, secuenciando recuperaciones y recaídas.

Visión Empresarial y Punto de Mira

También el periodista especializado en información económica Alberto Sánchez ha analizado desde un enfoque periodístico el segundo cuatrimestre de 2021, concluyendo que nos encontramos ante un periodo «muy cambiante, caracterizado por una incipiente recuperación económica que está quedando por debajo de las expectativas».

En la sección «Visión empresarial”, el fundador y CEO de Central de Reservas, Ricardo Buil, ha trasladado su testimonio como emprendedor. Para este empresario, “lo más importante, sin duda, es tener devoción por la idea y desarrollarla sin pensar en el dinero que pueda generar”.

NOTICIAS DESTACADAS