La Cruz Roja ha participado en la evacuación de las residencias

La crecida del Ebro ha provocado la evacuación preventiva de varias residencias de ancianos y decenas de animales, así como el desalojo de viviendas, garajes y granjas, entre otros, que corren riesgo por inundaciones en varias localidades. Además, en la ciudad de Zaragoza se ha puesto en marcha el Plan de Emergencia Municipal, que se encuentra en fase de alarma y pasará a fase de emergencia mañana domingo, cuando se espera que llegue el pico de la riada a Aragón.

Como medida preventiva, el Gobierno autonómico ha tomado la decisión de evacuar las tres residencias de Cabañas, Pradilla y Boquiñeni ante la crecida del río Ebro y movilizar a los residentes. Cruz Roja ha comenzado a colaborar en los primeros traslados de personas con movilidad reducida en estos municipios de la Ribera Alta, tanto de particulares como de residencias próximas al río Ebro. Además, Cruz Roja se ha puesto al servicio de las instituciones y ha movilizado los Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias Psicosocial y de Albergue, por si fuera necesario poner en marcha algún alojamiento provisional. El dispositivo está compuesto por 15 vehículos, 80 voluntarios de Aragón, 335 camas y 775 mantas.

Tras la tercera reunión del Centro de Coordinación Operativa (Cecop), la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, ha asegurado que “el objetivo fundamental es proteger a la población y minimizar el impacto que pueda tener la riada en los medios materiales”. Con el traslado de ancianos a otras residencias se han facilitado la disposición test de antígenos para asegurar la salud de estos.

También se ha instalado en Luceni el Puesto de Mando Avanzado (PMA) ante la entrada en la comunidad de la riada. Desde allí se va a centralizar la coordinación de todas las actuaciones en la zona de intervención, una vez que ayer viernes la emergencia se elevase a nivel 2, lo que a su vez ha llevado al despliegue de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Los Bomberos de la DPZ han rescatado a decenas de terneros aislados por la crecida

Por otro lado, los Bomberos de la Diputación de Zaragoza han comenzado también a evacuar a los animales que corren riesgo por la crecida del Ebro. Han empezado por rescatar a varias decenas de terneros que se habían quedado aislados por el aumento del nivel del agua en un soto en Alcalá de Ebro, a donde han conseguido llegar con varias barcas.

La crecida del río Ebro que se espera para este fin de semana podría ser «superior» a la de 2015, según el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán. El pico máximo de la riada está previsto que llegue a la comunidad este domingo por la tarde, tal y como ha explicado Lambán, y la previsión es que el caudal alcance entre 2.600 y 3.100 metros cúbicos por segundo.

Actuaciones en la ciudad de Zaragoza

En la ciudad de Zaragoza, para aquellos que saquen de los garajes sus vehículos por riesgo de inundaciones o no puedan estacionarlos por lo mismo, el Ayuntamiento ha habilitado como aparcamiento la explanada de la Estación del Norte, que ya se puede utilizar. También se ha solicitado al Gobierno de Aragón la utilización del Parking Norte de la Expo como alternativa para los vehículos de margen izquierda del río.

Además, se ha desalojado en la urbanización de Torre Urzáiz y la misma medida se ha tomado en Torre Mejana y Doña Sancha. Así, el Ayuntamiento ha solicitado la máxima colaboración ciudadana para iniciar con tiempo suficiente las evacuaciones de aquellos espacios o propiedades (huertos, instalaciones ganaderas, construcciones aisladas) que puedan ser alcanzados por el agua o quedarse aislados.

Javier Lambán en el Puesto de Mando Avanzado (PMA) en Luceni esta tarde

Con la seguridad de las personas como máxima prioridad, los Servicios Sociales municipales también han estado trabajando coordinadamente con Policía y Bomberos para detectar casos de personas sin hogar o que no tengan medios si son desalojados, para ofrecer alojamiento mientras dure la situación de emergencia.

Desde el Consistorio se está llevando también a cabo una intensa labor de coordinación con todos los barrios rurales y sus alcaldías, cuya colaboración a la hora de prever posibles afecciones en lugares conocidos resulta de gran valor. Este sábado la mayor atención se ha centrado en los entornos de Juslibol, Movera, Monzalbarba y Casetas. Y es que se han cerrado los portillos de acceso de la mota de Juslibol, así como otros tres ubicados en las proximidades de la Z-40, entre Torre Virreina y el puente sobre el Ebro de dicha circunvalación.

Como es habitual, se ha estado trabajando preventivamente en el Parque del Agua, donde algunas instalaciones han sido desalojadas también por prevención. Asimismo, se ha dado aviso a todos los concesionarios del Parque para que adopten las medidas oportunas.