Esta festividad siempre viene cargada de reencuentros, nuevos propósitos e ilusiones para el año siguiente

Sin previo aviso y como en un suspiro el año está llegando a su fin y con él se acerca una de las épocas más mágicas del año: la Navidad. Las ganas de compartir momentos con amigos y familia aumentan en estas fechas en las que las calles se llenan de gente y ambiente festivo. Y aunque montar el belén y decorar la casa como si de un concurso se tratase es algo que nunca falla, aquí van seis planes navideños para hacer en Zaragoza.

El primero es el más típico y mágico: ver el alumbrado navideño. Cada año la ciudad se llena de luces con forma de renos, abetos y regalos y un plan perfecto es ir a pasear bajo ese manto de luces que llena el paseo de la Independencia de espíritu navideño. Y, este año, aún será más especial, pues una bola gigante de luz en plena plaza del Pilar pondrá el broche de oro al alumbrado navideño. Pero, el centro de Zaragoza no es el único sitio donde habrá iluminación sino que muchos rincones de la ciudad se llenarán de brillo y magia.

El paseo bajo las luces de Navidad puede terminar en el Mercadillo Navideño, situado un año más en la plaza del Pilar. Allí se pueden encontrar desde artículos de artesanía y accesorios para el invierno hasta comidas típicas. Estas casetas, de estilo nórdico y algo fantástico, nos transportan a un mundo de cuento en el Polo Norte. Junto a este encontramos el gran Belén de la plaza del Pilar otro de los grandes reclamos de cada año.

Con el cierzo helador y el frío invernal que cada año parece más que el anterior, no se quedan atrás los planes en interiores para intentar cobijarse del mal tiempo. Y, ¿qué mejor plan para entrar en calor que un chocolate caliente? Madrid tiene su San Ginés, pero en Zaragoza no nos quedamos atrás con la famosa Churrería La Fama, en el Casco Histórico o la Churrería San Miguel, en la calle del mismo nombre. Ya sea en estas o en cualquier otra churrería/cafetería, el plan de chocolate con churros no puede faltar en tu calendario. ¿Eres más de salado? Un plan alternativo es comprar esas humeantes y deliciosas castañas que con su olor inundan ya las calles de la ciudad.

Y nunca quedan atrás los espectáculos navideños. Pese a la situación actual, continúan las representaciones de teatro, conciertos y actividades culturales, y este invierno los Reyes Magos vienen cargaditos de espectáculos. Desde funciones infantiles y exhibiciones para todos los públicos hasta shows para adultos: el plan perfecto para culturizarse en Navidad.

Esta festividad siempre viene cargada de reencuentros, nuevos propósitos e ilusiones para el año siguiente, y un plan indispensable, aunque cada grupo elija sus variantes, es quedar a brindar con los amigos. El Tubo de Zaragoza, la plaza de los Sitios, el Casco… Cualquiera de estas míticas zonas de copas es ideal para brindar, bien sea con champán, cava o un refresco, por la amistad, los deseos para el año próximo y por la familia. ¡Chin chin!

Y por último, tanto si tienes niños en la familia como si no, ver la Cabalgata de Reyes es un plan perfecto para despedir la Navidad. Con este desfile se empieza a despedir esta época de fiesta, dejando el día de Reyes para pasar con la familia y amigos, abriendo regalos o dándose un banquete. Y nuestro consejo para esta cabalgata: Cuidado con los caramelos. Son un manjar muy dulce, pero cuando son voladores… ¡pegan que da gusto!

Siente el espíritu navideño en Zaragoza con estos planes.

NOTICIAS DESTACADAS