El Real Zaragoza superó al Mensajero de La Palma en la primera eliminatoria. Foto: Real Zaragoza

Sin apenas descanso tras la dolorosa derrota del Real Zaragoza ante el Almería, los maños se concentran para pasar una nueva eliminatoria copera ante el Burgos. Y aunque al míster, Juan Ignacio Martínez, no le gusta decir el 11, ya ha anunciado que será “muy parecido al de la primera ronda”. Habrá “alguna variable”, pero la idea es que los menos habituales tengan minutos también “por los méritos” del duelo ante el Mensajero.

Aunque no busca excusas, JIM reconoce que le hubiese gustado contar con un día más para tener el físico a punto de sus jugadores. El viaje fue este domingo y los que sumaron más minutos no pueden hacer una sesión intensa. Eso sí, deben ganar este partido “para quitarse el disgusto y la mala leche” del partido ante el Almería. Por ello, como hicieron ante el Mensajero, preparan este partido para ganarlo.

El enfado de la derrota estrepitosa en tierras andaluzas ya ha quedado atrás, pero ha querido hacer su análisis del duelo. “Estaba enfado porque desde que estoy en Zaragoza no me había pasado nunca y eso no me gusta” ha afirmado. Ya ha hablado con los jugadores y han hecho análisis, porque “puedes ganar o perder”, pero no bajar los brazos. En los últimos minutos “faltó ese puntito por lo que sea” y ahora se trata de “dejarlo en una anécdota”.

Volviendo al tema de los futbolistas que competirán, muchos de ellos “han jugado más de doce partidos de inicio”, algo que “dice mucho del grupo”. Los minutos “han estado repartidos” y está “muy contento” porque “ha beneficiado mucho al equipo”. El ritmo se nota, y ya se vio ante el Mensajero que, a pesar de ser un campo complicado, “el equipo compitió muy bien” y es lo que se espera ante el Burgos.

Surgen varios nombres propios ahora. El primero es el de Enrique Clemente, que previsiblemente volverá a jugar tras anotar su primer gol con la elástica zaragocista. JIM también tiene en mente poner de inicio a César Yanis, que busca ahora demostrar que puede dar en La Romareda el mismo nivel que con la Selección. Y por último Javi Ros, que aunque no apunta a la titularidad, puede volver a tener minutos.

JIM se centra ahora en su reto principal e inmediato: ganar y pasar de ronda. Volvió de La Palma “con buenas sensaciones” porque se compitió bien “desde el primer minuto”. Por ello, ahora quieren “dar una alegría en casa a la afición” y que estos “se vayan contentos de La Romareda”.

NOTICIAS DESTACADAS