Las enmiendas del PP pretenden lograr que el cuatripartito sea capaz de poner a las personas “en el centro de sus políticas”

“Cuando un gobierno presenta el presupuesto debe tener claro que todo el dinero debe ir encaminado a mejorar la vida de las personas, de los aragoneses, que son los destinatarios de ese dinero”. Así se ha referido el PP a las cuentas autonómicas de la DGA para 2022 antes de registrar sus enmiendas referidas a los departamentos vinculados al Estado del Bienestar, cifradas en más de 46 millones de euros y que pretenden lograr que el cuatripartito sea capaz de poner a las personas “en el centro de sus políticas”.

La portavoz popular de Sanidad, Ana Marín, ha presentado las enmiendas de su área, que suman un total de 28,5 millones de euros y que tienen dos ejes fundamentales. Por un lado, apoyar a los profesionales sanitarios y, por otra parte, reforzar las infraestructuras y la atención sanitaria en el medio rural, con especial atención en la Atención Primaria, que sigue soportando presión Covid y en la que siguen sin solucionarse los problemas previos al estallido de la pandemia.

Así, los populares han presentado enmiendas generalistas, que afectan al conjunto de la Comunidad, como el abono de la carrera profesional, que “desde hace años el Gobierno de Lambán debe a los trabajadores”, el de los programas para atender los trastornos de la conducta alimentaria o un Plan de Consultorios para ayudar al medio rural.

Además, la diputada popular ha insistido en la necesidad de solventar los problemas “persistentes” en muchas de las infraestructuras sanitarias, así como la “lentitud” con la que continúan avanzando las obras de los hospitales de Teruel y Alcañiz, o la “necesaria” implantación del servicio de radioterapia en Teruel, entre otras prioridades.

Los presupuestos del «engaño social» 

Tras Marín ha sido el turno de la portavoz de Ciudadanía, Marian Orós, que se ha mostrado muy crítica con un presupuesto que ha calificado como el del “engaño social porque recortan en inversión y en el bienestar”. “A pesar de ser el segundo presupuesto más expansivo de la historia, bajan en bienestar social un 17% y las personas no son las protagonistas”, ha denunciado.

Por ello, los populares han registrado 19 enmiendas por importe de casi siete millones de euros, todas ellas encaminadas a disminuir la precariedad social y que están divididas en cuatro bloques: familia y conciliación, mayores y dependencia, discapacidad y pobreza.

“Han cuadrado las cuentas a machetazos. Con lo que hemos sufrido en esta pandemia lo lógico hubiera sido que el protagonismo del presupuesto se hubiese centrado en las personas y en las entidades que gestionan los servicios sociales, que han aguantado como nadie el tirón en los momentos más duros de crisis social y económica, agudizada ahora mismo por la subida de la luz, el gas o el encarecimiento de los alimentos”, ha lamentado Orós.

Presupuesto «de mínimos» en Educación, Cultura y Deporte 

La “falta de visión del Ejecutivo de Lambán” queda también reflejada en el área de Educación, Cultura y Deporte. Según explica la portavoz popular, Pilar Cortés, han elaborado un “presupuesto de mínimos si no fuera por los fondos europeos, para cubrir el expediente. Esos fondos financiarán infraestructuras, pero en todo lo demás hay una continuidad, un corta y pega del documento del año pasado y eso lo hace muy mejorable”.

A su juicio, es “especialmente significativo” que no haya ni tan siquiera reflejo en el presupuesto de los anuncios de Lambán en el Debate de la Comunidad, como fueron la ampliación del Museo de Zaragoza y la creación del Archivo General de Aragón. A ello van destinados parte de los siete millones de las enmiendas del PP, que contemplan también fondos para infraestructuras educativas “olvidadas” como el nuevo instituto de Monzón, las aulas de Secundaria en Cadrete y actuaciones en varios centros de Aragón.

Innovación e investigación para «garantizar el futuro» 

Por último, la portavoz de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Pilar Gayán, ha puesto de manifiesto la importancia de la innovación y la investigación para garantizar el futuro de los aragoneses y ha denunciado los “déficits del Departamento que, de no subsanarse, lastrarán las posibilidades de nuestra Comunidad”. En este sentido, ha recordado que los datos indican que Aragón está “en la cola de España” tanto del incremento de la inversión en I+D como en el personal dedicado a la misma. “Esto no es una cuestión baladí. Nos puede costar caro porque nuestro futuro va a depender de que seamos capaces de liderar la innovación”, ha manifestado, antes de remarcar que han presentado doce enmiendas por importe de casi cuatro millones de euros.

Además, la diputada popular ha vuelto a insistir en los problemas de conectividad en muchos puntos de Aragón. “Estamos en el undécimo puesto en nivel de digitalización según datos del BBVA, lo que refleja que siguen existiendo muchas brechas que subsanar. No podemos olvidar también que de esta Consejería depende que todos nuestros pueblos y polígonos industriales tengan una buena conexión a Internet, razón por la que hemos aumentado la partida destinada a esta línea de actuación”, ha señalado Gayán en última instancia.

NOTICIAS DESTACADAS